Sin opciones y sin grandes esperanzas, Mariano Rajoy aceptó el encargo de formar gobierno

Noticias de España

El líder del PP evitó poner fecha al debate de investidura aunque aseguró que “en un plazo razonable de tiempo” informará sobre sus negociaciones para conseguir apoyos

Mariano Rajoy aceptó el encargo de Felipe VI de intentar formar gobierno, si bien evitó poner fecha al debate de investidura tras admitir que el apoyo que recibió de las urnas el 26 de junio “dista de ser suficiente”. Por este motivo, el presidente del Gobierno en funciones propuso iniciar nuevas negociaciones con los “partidos constitucionalistas”, es decir, el PSOE y Ciudadanos. Así lo anunció este jueves tras su reunión con el rey en La Zarzuela.

El líder del PP también se mostró “dispuesto a explorar la opción de un gobierno en minoría si el resto de grupos ofrecen una lealtad mínima” en materias como la estabilidad presupuestaria, la deuda o el terrorismo. En todo caso, prometió que “en un plazo razonable de tiempo” informará a Felipe VI sobre sus negociaciones para conseguir apoyos y si estará “en condiciones o no” ir a la investidura. “No adelantemos acontecimientos”, dijo. Sigue la incertidumbre.

Hacer frente al “desafío” catalán

Rajoy argumentó que España necesita un gobierno, entre otras cosas, para hacer frente al independentismo. “A nadie se le escapa que el desafío del Parlamento de Cataluña urge la formación de un gobierno sólido y estable”, declaró, para asegurar que el Estado “dará la respuesta pertinente”.

Por ello pidió “altitud de miras” a todos los partidos para evitar las terceras elecciones. “Se acabó la competición electoral, ya no es tiempo de rivalizar”, expresó Rajoy para concluir con que “es el tiempo de construir y dar la solución que esperan los españoles. Por mí, no faltará ni voluntad ni esfuerzo”.

Ana Pastor tampoco asegura la investidura

Siguiendo lo establecido en la Constitución española, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, acudió a la Zarzuela justo cuando Rajoy salía para que Felipe VI le comunicara protocolarmente el encargo hecho al presidente en funciones. Acto seguido, Pastor compareció ante el Congreso para explicar que comenzará a “hablar con el candidato para fijar el pleno de investidura” y que “la Cámara dará un tiempo para que lo que no se ha conseguido hasta ahora, se pueda conseguir más adelante”. Preguntada por los periodistas sobre si Rajoy irá “sí o sí” a la investidura, la presidenta del Congreso no se pronunció.

Con todo, queda cerrada la cuarta ronda de consultas que el monarca abrió en este 2016 para encontrar inquilino en La Moncloa. El socialista, Pedro Sánchez, declaró que el presidente en funciones tiene la “responsabilidad constitucional” de someterse al debate de investidura a la vez que anunció que votará “no”. Del mismo modo, Pablo Iglesias reafirmó el voto negativo de Unidos Podemos y confesó que ve “complicado articular una mayoría de izquierdas alternativa al PP”. Ante todo, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, propuso la formación de un gobierno de “consenso” con el PSOE y el PP, pero sin Rajoy.-

Madrid (INCAT).-