El apoyo ciudadano a la independencia catalana no sólo se mantiene, sino que crece

Noticias de Cataluña

Pese a los reiterados intentos por disfrazar el triunfo soberanista del 27S y otros subterfugios, la gente entiende que la República Catalana es la única posibilidad que tenemos de prosperar

 

Tras una gran campaña electoral, el independentismo ganó las elecciones del 27S, y obtuvo un mandato democrático mayoritario para hacer de Cataluña un país independiente. Sin embargo, lo que se ganó en las urnas se perdió en el campo dialéctico. Se impuso el relato de una victoria no suficiente, la falacia del 48%.

El plebiscito en forma de elecciones parlamentarias fue una necesidad impuesta por la imposibilidad fáctica de celebrar un referéndum de autodeterminación como los de Escocia o Quebec. Ante la negativa a dejarnos contar votos, tuvimos que contar escaños. Y ganamos. Hablar del 48% es querer aplicar las reglas de los referéndums en unas elecciones parlamentarias. Eso es hacer trampas.

Es evidente que si aplicamos las reglas de puntuación del rugby en un partido de fútbol, el resultado será muy diferente. Como habría sido diferente el resultado del 27S sin haber impedido el voto de decenas de miles de catalanes en el exterior, o si se hubiera permitido el voto de los jóvenes de más de 16 años, como en Escocia.

En un plebiscito en forma de elecciones parlamentarias, rigen las reglas de las elecciones parlamentarias. Por eso nadie hace cálculos sobre cuántos votos tenía el PP para aprobar con su mayoría absoluta la Ley Mordaza o la reforma del TC. Tenía una mayoría parlamentaria y punto.

Sin embargo hemos comprado el cuento de la mayoría insuficiente. De ahí que tantos catalanes de buena fe reclamen RUI, porque se han creído el relato que dice que el 27S no ganamos, y en consecuencia no podemos aplicar la hoja de ruta que prevé la independencia y la elaboración de una Constitución, sin volver a celebrar una consulta. Gran error. La consulta la ganamos el 27S y el Parlamento tiene toda la legitimidad democrática para hacer la independencia.

Sumamos a este error el despropósito de los presupuestos y de las rencillas internas. Sumamos el acoso judicial a cualquier movimiento que haga el gobierno. Sumamos los dos grandes grupos mediáticos catalanes y casi todos los españoles (que suman más de dos tercios de la audiencia en Cataluña) operando abiertamente contra el proceso independentista.

Sin embargo, el apoyo ciudadano a la independencia no sólo se mantiene, sino que crece. Es evidente que los resultados del 26J, que desenmascararon las promesas vacías del PSOE y de Podemos –no se puede cambiar una España que no quiere cambiar– ayudaron a que aún más gente entienda que sólo con la independencia tenemos alguna posibilidad de prosperar. El soporte es sólido y estructural, más allá de los errores propios y los ataques ajenos. Esto ya no tiene marcha atrás. Basta de distracciones y vayamos al grano.-

Barcelona (INCAT-Nació Digital por Germán Capdevila).-

El “SI” a la independencia de Cataluña se consolida, según el Centro de Estudios de Opinión

Noticias de Cataluña

El 47,7% quiere un Estado independiente, el 42,4% opta por el “NO”, se derrumba la opción de un estado federal en España, y Juntos por el Sí volvería a ganar las elecciones

El nuevo barómetro del CEO (Centro de Estudios de Opinión), hecho público este viernes, indica que el apoyo a la independencia en Cataluña creció y se sitúa muy cerca de la mayoría absoluta. Por primera vez en el último año, los ciudadanos favorables a la independencia vuelven a superar los que la rechazan. En cuanto a la pregunta directa “¿Quieres que Cataluña se convierta en un estado independiente?”, Los resultados son claros. Un 47,7% dice que “sí”, mientras un 42,4% opta por el “no”, más de 5 puntos por encima. Un 8,3% no lo sabe y un 1,7% no contesta.

Se rompe así el empate técnico que había en el anterior barómetro de marzo de este año, cuando los partidarios de la independencia se situaban en el 45,3% mientras que los detractores eran el 45,5%. Destaca que por primera vez se imponen los partidarios del Estado propio en el último año, ya que en los últimos cuatro barómetros, que se hacen cada tres meses, ganaban los contrarios a la independencia.

Cuando se ofrecen más opciones, un 41,6% de los catalanes quiere un Estado independiente, tres puntos por encima de la anterior barómetro de marzo (38,5%). Esta es la cifra más alta desde octubre de 2014. Por el contrario, cae la opción de Cataluña dentro de un Estado federal, el 20,9%, cuando el pasado marzo era de 26,3%. La comunidad autónoma es la segunda opción más deseada, con un 26,9%, y los partidarios de ser una región de España sólo son un 4%. Un 5,6% de los encuestados no lo sabe y un 1,3% no contesta.

Juntos por el Sí volvería a ganar las elecciones

Según la encuesta, si se hicieran ahora las elecciones al Parlamento, Juntos por el Sí volvería a ganarlas obteniendo entre 60 y 62 diputados, manteniendo, por tanto, el resultado que obtuvo en los últimos comicios en su horquilla alta. La gran novedad viene dada por el incremento de escaños y apoyo que obtendría Cataluña Sí que Se Puede (CSQEP), que pasaría de los actuales 11 diputados a conseguir entre 20 y 22, situándose así como segunda fuerza del Parlamento. Los de Luis Rabell doblarían en votos y escaños los resultados que obtuvieron el 27S y disputarían a Ciudadanos en la segunda plaza.

Ciudadanos, que ahora es líder de la oposición, perdería apoyos y pasaría de los 25 actuales a tener entre 18 y 21. El PSC, que ahora tiene 16 diputados, se mantendría en una horquilla de 16-17 diputados, un comportamiento parecido al del PPC, que ahora tiene 11 escaños y se quedaría con los mismos 11-12. Por último, la CUP, podría sufrir un descenso que la llevara a perder entre 2 y 4 escaños, quedándose con un grupo parlamentario de entre 6 y 8 diputados cuando ahora tiene 10.-

Barcelona. (INCAT).-

 

Los escaños de ERC y CDC vuelve a ser decisivo para formar gobierno en España

27 de Junio, 2016

Noticias de Barcelona

La izquierda no podría gobernar sin el voto de los independentistas y a la derecha le faltaría un escaño para la mayoría absoluta

Barcelona (INCAT-Vilaweb). Los escaños de los dos grupos independentistas catalanes vuelven a ser imprescindibles para formar gobierno en el Estado español, salvo que haya un acuerdo entre PP y PSOE, bien para elegir presidente, bien para abstenerse y dejar gobernar.

La suma de los escaños de la derecha (PP + Ciudadanos) es de 169. La de los de la izquierda española (PSOE + Podemos) es de 156. Como la mayoría absoluta es de 176, cualquier combinación excepto el pacto PP-PSOE reclama los independentistas catalanes, que han vuelto a sumar 17 escaños.

Incluso en el caso de que el PP consiguiera los votos del Partido Nacionalista Vasco, Ciudadanos y Coalición Canaria (175) le faltaría un escaño. Y si el PSOE intentara una coalición con Podemos, PNV e incluso Bildu (163) sólo si se añadieran los independentistas catalanes se podría superar la mayoría absoluta.

Desde Esquerra Republicana sostienen que España es “irreformable”

La victoria de Mariano Rajoy en el Estado español tuvo sus repercusiones en el seno de la formación soberanista. Sus líderes reafirman su compromiso con el camino de la independencia.

Barcelona. (INCAT-EFE).- El líder de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, aseguró que tanto la victoria de Rajoy como el fracaso del “sorpasso” de Unidos Podemos al PSOE, significa que “el Estado español es irreformable, no quiere cambiar, quiere seguir como ha sido en las últimas décadas, y por el contrario, los resultados en Cataluña no tienen nada que ver”.

También remarcó que “el único cambio posible y real es el que supone una Cataluña independiente y más justa”. Y afianzó su compromiso con la hoja de ruta “que emana del 27S”, al tiempo que tendió una mano a En Comú Podem para que sumen al proceso.

Gabriel Rufián, por su parte, también se dirigió al líder de ECP, Xavier Domènech, pidiéndole que “se sumen al único cambio posible, porque el país que vosotros imagináis ya existe y se llama Cataluña. Sois muy bienvenidos”.

Esquerra Republicana creció de manera considerable este 26J. Si bien en el Congreso de Diputados quedan como antes, sí han subido en el Senado, obteniendo 1 escaño en Barcelona, 3 en Girona, 3 en Lleida y 3 en Tarragona. De esta manera, ERC se consolida como segunda fuerza en Cataluña y como la principal fuerza independentista en el Estado español.