#niunamenos
#niunamenos marcha

Un informe presentado por La Casa del Encuentro, que computó 230 asesinatos entre el primer día de este año y el 31 de octubre último, reveló que esa estadística se sostiene en los últimos años en Argentina.

La estadística marcó, además, que esta cantidad de asesinatos dejaron sin mamá a 294 personas, en su mayoría menores de edad.

El informe da cuenta de las cifras de un período donde se realizaron dos marchas con la consigna NiUnaMenos, movilizaciones que “no construyen agresores, ellos existen y no deben silenciarnos”, según dijo a Télam Ada Rico, responsable del relevamiento.

A partir de las multitudinarias concentraciones realizadas en el país el 3 de junio y el 19 de octubre de este año se debate en diversos ámbitos sobre el recrudecimiento de la violencia de género.

Por eso Rico inicia el análisis de las estadísticas para Télam explicando que en junio se registraron 13 femicidios “que es el promedio más bajo de los 9 años que llevamos realizando los informes”, pero en octubre “el porcentaje es el más alto desde 2008, con 39” asesinatos.

“Queda graficado de esta manera que no es causa y efecto, es evidente que el agresor no se construye por una movilización, el agresor existe siempre y la causa es mucho más profunda. El violento no lo hace por inspiración o efecto contagio. Hablar de femicidios es nombrar las desigualdades estructurales que existen entre varones y mujeres, es nombrar la violencia extrema y movilizarnos para repudiarla. Es reclamar que dejen de matarnos”, aseveró la dirigente social.

Las estadísticas de enero a octubre 2016 mostraron que 16 mujeres asesinadas habían realizado denuncias y que 12 lograron la exclusión del hogar del violento u órdenes de restricción de acercamiento.

El informe estadístico elaborado por la ONG viene acompañado con una serie de reclamos, entre otros que “es imprescindible el Registro Oficial Único de Casos de Violencia de Género, como herramienta para el seguimiento y la implementación de más políticas públicas de protección”.

Y también “la reglamentación de la ley 27210, de patrocinio jurídico gratuito, para que las que no tienen los recursos económicos necesarios, puedan tener realmente acceso a la justicia”.

En los primeros 10 meses de este año, 294 hijas e hijos quedaron sin madre, 173 son menores de edad, de allí la urgencia con que reclama la directora de La Casa del Encuentro que se debata el proyecto de ley de pérdida automática de la responsabilidad parental del femicida condenado, y la llamada “Ley Brisa” para otorgar una reparación económica estatal para los menores de edad huérfanos a causa de femicidios.

Otro dato revelador es que 41 femicidas se suicidaron, y lo hicieron “en una última demostración de poder, asesinando a la mujer y luego, suicidándose. Cuando la mata pierde su objeto de control, su autoestima se derrumba, no tiene un sentido para seguir viviendo. Y el suicidio no implica el temor a la condena social, ni a estar preso, porque ha construido una estructura donde siente que es legítimo que él decida sobre la mujer, porque es “su” mujer y nadie puede juzgarlo ni condenarlo”, explicó la especialista.

También el informe incluye los femicidios vinculados de hombres y niños, es decir, de varones asesinados cercanos a la víctima para «castigarla» a ella, o que murieron tratando de salvarla del criminal. Fueron 27 desde enero a octubre de este año.


¿Qué problema hay?

Reparación Pc Computadoras, Notebooks, Laptops. Formateo e Instalación de Windows. Configuraciones y Actualizaciones. ¡ Optimizá y acelerá tu compu !


Participa en la conversación

1 comentario

¿Y vos qué opinas?

  1. No es la manifestación ni la movilización la que construye al agresor, es el TIPO de política construida estos últimos años la que busca al agresor, el TIPO de política, no la política en sí misma.
    Yo no me junto con violentos, uds envían a sus mujeres a confrontar contra los violentos, uds construyen mujeres «soldados» que envían al frente de batalla, uds las envían y ahí las consecuencias del aumento de muertes y maltrato, o sea están capacitando mujeres poco preparadas para «mandarlas a la muerte segura».
    Un hombre culturalmente preparado para aguantar el hostigamiento, puede eludir el enfrentamiento violento, por mas provocación que haya.
    Feministas, paren con la masacre, no manden mas mujeres al frente de batalla, porque en el frente, mueren todos, mujeres, hombres, hijos, abuelos, tíos y amigos.
    Si quieren arreglar esto civilizadamente, se hacen convenciones, pero no «frentes armados».