Se intensifica desde hoy el regreso a la presencialidad en las escuelas

En la provincia de Buenos Aires, la Dirección General de Escuelas y Educación confirmó que desde hoy entran en vigencia las nuevas medidas para ampliar la presencialidad en las clases.

Las escuelas intensificarán desde hoy el regreso a la presencialidad en las aulas para lo cual aplicarán un sistema de «retorno cuidado» y progresivo, con burbujas, distanciamiento social, ventilación, uso de barbijo e higiene de manos junto al monitoreo constante de la situación epidemiológica del coronavirus en cada distrito.

El Consejo Federal de Educación aprobó una propuesta para regresar a la «presencialidad plena» en las escuelas desde hoy en forma progresiva de acuerdo con lo que disponga cada provincia, en un esquema con protocolos que incluye una distancia de 1,5 metros a 90 centímetros en las aulas, el uso obligatorio de barbijos y ventilación cruzada.

En la provincia de Buenos Aires, la Dirección General de Escuelas y Educación confirmó que desde hoy entran en vigencia las nuevas medidas para ampliar la presencialidad en las clases y remarcó que cada semana se realizará un testeo muestral con un procedimiento no invasivo y de resultado inmediato para el que se requerirá el previo consentimiento informado de los adultos responsables de cada estudiante.

La directora de Escuelas, Agustina Vila, dijo que «la mejora en los indicadores epidemiológicos junto al avance en la campaña de vacunación nos permiten aplicar en forma responsable nuevas instancias que continúen fortaleciendo la presencia cuidada en las aulas y garantizando el derecho social a la Educación y a la Salud».

En consonancia con los avances científicos y las recomendaciones internacionales, el distanciamiento social de referencia dentro del aula pasará de 1,5 metros a 90 centímetros.

En los casos excepcionales donde no se pueda cumplir con la distancia de referencia se procurará mantener siempre la máxima distancia posible entre estudiantes debiendo respetarse en todos los casos un aforo de 1 metro cuadrado por persona y se reforzarán las medidas de cuidado a partir de una estrategia de vigilancia epidemiológica activa en las escuelas para la detección de casos asintomáticos que comprenderá tanto a trabajadoras y trabajadores de la educación como a estudiantes.

De esta forma, cada semana se realizará en esos establecimientos educativos un testeo muestral con un procedimiento no invasivo y de resultado inmediato para el que se requerirá el previo consentimiento informado de las personas adultas responsables de cada estudiante.

Por otra parte, esos establecimientos educativos deberán mantener la adecuada ventilación de las aulas, para lo cual será fundamental el uso de medidores de dióxido de carbono.

También contarán con fondos disponibles para adquirir tapabocas con la composición de capas y el ajuste adecuado, posibilitando una mayor protección a las y los estudiantes que lo requieran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *