Reapertura en Mar del Plata del Centro de Formación Laboral N°416

En el acto estuvieron los funcionarios nacionales Victoria Tolosa Paz y Rodolfo “Manino” Iriart, la ministra provincial de Trabajo, Mara Ruiz Malec, la diputada Débora Indarte, y el Secretario de Educación municipal, Sebastián Puglisi. Presencia de representantes de los sectores público y privado y de directivos de las universidades con sede en Mar del Plata.

Reapertura en Mar del Plata del Centro de Formación Laboral N°416

Con la presencia de autoridades nacionales, provinciales y municipales tuvo lugar  el acto de reapertura del Centro de Formación Laboral N°416 “Dr. Norberto Centeno” de Mar del Plata, que funciona en el piso 10 del edificio del Banco Provincia, ubicado en San Martín y Córdoba. El lugar donde se dictan  cursos gratuitos de distintas áreas, había sido cerrado por el anterior gobierno bonaerense.

Asistieron la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz; la ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec; el director nacional del Correo Argentino, Rodolfo “Manino” Iriart; y la diputada provincial Débora Indarte, así como directivos de universidades públicas (UNMdP y UTN) y privadas (UFASTA, CAECE y Atlántida Argentina), de la Escuela Universitaria de Teología (Cedier); de la Universidad Popular de las Trabajadoras y Trabajadores;  representantes de cámaras y entidades empresarias; y de organismos públicos. 

Por el lado municipal concurrió el Secretario de Educación, Sebastián Puglisi.

Se descubrió una placa alusiva y tras el tradicional corte de cintas, el obispo Gabriel Mestre bendijo las instalaciones. Familiares del abogado Centeno, por no encontrase en la ciudad, enviaron una carta con un cálido saludo, felicitando por esta nueva etapa.

En el CFL N°416 se dictan cursos en las áreas de Informática, Seguridad y Medio Ambiente, Hotelería y Turismo, Administración y Comercialización, Comunicación Social, Industria Alimentaria y Salud.

Indarte e Iriart fueron anfitriones de este acto, no solo por ser locales, sino por haber sido parte fundamental de los orígenes del centro de formación, y quienes además acompañaron las diferentes gestiones para posibilitar su reapertura.

“Estamos muy felices. Después de lo injusto y arbitrario que fue el cierre, hoy podemos estar acá y mostrarle a la sociedad, que tanto apoyó, que el CFL N°416 está en plena actividad”, dijo Iriart. Y agregó: “La formación y capacitación siempre fueron pilares de nuestra organización. Y sin dudas también lo son para los gobiernos de Alberto Fernández y de Axel Kicillof”. En el  mismo sentido destacó la relevancia de la articulación entre los sectores público y privado y consideró a las universidades existentes en Mar del Plata como “las naves insignia”.

“Capacitamos para el trabajo”, aseguró Iriart. Y agregó: “Acá están representados los distintos sectores de la ciudad. Nosotros hace mucho tiempo empezamos a juntarnos para planificar estratégicamente como podemos construir  la Mar del Plata del futuro  a partir de las coincidencias, pensando a mediano y largo plazo”.

Indarte, por su parte, afirmó: “Desde este centro de formación buscamos tender puentes con las universidades e instituciones terciarias. Es un camino formativo que tiene por objetivo final la inserción laboral”. Al mismo tiempo agregó que “se busca la permanente actualización de contenidos acordes a la necesidades laborales del mercado”.

Por su parte, Tolosa Paz destacó el rol y la tarea política e institucional de Iriart e Indarte y ponderó la reinaguración del CFL. “Reinagurar este lugar, como planteaba Manino, habla de la vocación política de esta Argentina que está ingresando al sendero del trebajo, de la inversión y el desarrollo”, señaló.

“Hace falta no solo apuntar la educación,  sino también la formación laboral  para que los jóvenes y adultos tengan más oportunidades en esta querida ciudad”, indicó.

“La Argentina sale adelante cada vez que se prioriza el trabajo, el gran ordenador social”, aseguró .

En tanto, Ruiz Malec expresó: “Estamos acá en la reconstrucción de un centro de formación laboral,  eje de las políticas públicas de nuestro gobierno”. Luego añadió: “Hicimos un trabajo conjunto con distintos organismos para volver a poner a este Centro en funcionamiento, de la misma manera en que estamos reforzando otros CFL’s en otras partes del territorio. Estamos apoyando todos estos espacios para que realmente la formación laboral sea una política de Estado en la Provincia”.

Este espacio de formación se creó en el 2015 a partir de un convenio entre el Centro de Estudios para el Fortalecimiento a las Iniciativas Locales (CEFIL) y la Dirección General de Cultura y Educación. Su nombre “Dr. Norberto Centeno”  rinde homenaje al destacado abogado laboralista, perseguido y asesinado por la última dictadura.

Entre el 2015 y 2018 egresaron 2000 alumnos.

El 5 de octubre de 2018 el gobierno provincial lo dio de baja. A partir de allí comenzó un difícil camino de reclamos por parte de la comunidad educativa (directivos, docentes y alumnos) para la reapertura, que incluyó una demanda judicial. Finalmente la Justicia les dio la razón y el año pasado se presentó toda la planificación y documentación correspondiente, que permitió volver al dictado de clases en medio de la pandemia, siguiendo todos los protocolos oficiales para combinar presencialidad y virtualidad.

Por supuesto, estuvieron también Paula Gallardo, directora del CFL N°416 y Lucía Castorina, presidenta de CEFIL.

Al acto de reapertura concurrieron además directivos e integrantes de la Cámara Textil,  Cámara del Plástico,  Apyme,  Cámara de Balnearios, Cámara Hotelera y Gastronómica, Asociación Frutihortícola, Cámara Pesquera,  Parque Industrial, Cámara de Supermercados Chinos y ATICMA.

Por el lado del sector públicos, estuvieron autoridades vinculadas a las áreas de Trabajo y Educación, con asiento en Mar del Plata, de la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon, de la Defensoría del Pueblo de la la Provincia de Buenos Aires, de la Unidad Turística de Chapadmalal y directivos de Banco Provincia, quienes cedieron el espacio para que el CFL funcione nuevamente en el mismo lugar. 

El salón principal donde se desarrolló el acto cumple con las medidas de bioseguridad emanadas por las autoridades sanitarias. De acuerdo a los protocolos vigentes tiene las condiciones para albergar a 194 personas. Por supuesto es obligatorio el uso de tapabocas y al ingresar se coloca alcohol diluido o en gel. Además cuenta con un medidor de dióxido de carbono y se mantiene la ventilación cruzada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *