RCP y Desfibriladores: Una espera de cuatro años que debe revertirse

El concejal Ariel Ciano solicitó se informe el estado de la ordenanza.

Ya pasaron cuatro años desde que los entonces concejales Alejandro Ferro y Cristian Azcona presentaran una ordenanza con el objetivo de difundir las técnicas de RCP e implementar en establecimientos públicos el uso de un Desfibrilador Externo Automático (DEA). «En noviembre presentamos un pedido de informes para conocer la cantidad, ubicación y estado de los desfibriladores en la ciudad, sumado a la importancia de saber realizar tareas de RCP, algo que está comprobado que puede ser crucial ante una emergencia», contó el concejal del Frente Renovador Ariel Ciano sobre el pedido que efectuara a fines de 2019 y agregó: «Pasaron tres meses desde que asumió el nuevo gobierno y seguimos sin tener una respuesta, estando en el final de una temporada récord de visitantes, y que el conocimiento de esta ordenanza hubiera sido más que indicado a modo de prevención».
El ritmo vertiginoso del verano, sumado a las dificultades económicas que puede afrontar una persona por ejemplo por la falta de trabajo, conllevan a que la gente atraviese por períodos de mucho estrés. Y si a esto se suman enfermedades preexistentes, puede resultar explosivo para cualquiera. «Por eso, teniendo en cuenta lo sorpresivo que puede ser un paro, el cómo reaccionen las personas más cercanas y los primeros auxilios que se brinden en el momento, sin dudas aumentan las probabilidades de supervivencia, otorgándole así un rol protagónico a la comunidad en su conjunto», agregó Ciano.
Las enfermedades cardiovasculares representan una de las principales causas de muerte en Argentina, y a su vez, la primera prevenible, por eso la capacitación resulta fundamental al igual que contar con la aparatología precisa. A su vez el concejal remarcó que «otras provincias y municipios ya cuentan con legislación correspondiente a los DEAs sumado a la capacitando de personal y la comunidad en general tanto en su uso y técnicas de RCP, algo que debiéramos igualar». Por tal motivo, Ciano manifestó que «tenemos expectativas que Viviana Bernabei, la actual secretaria de Salud, se ocupe del tema dado su conocimiento y vocación».
El DEA es un aparato electrónico portátil que diagnostica y trata a través de una descarga eléctrica el paro cardíaco súbito. Esa descarga detiene completamente al corazón, permitiendo que se restablezca espontáneamente el ritmo cardíaco normal. El DEA está diseñado para ser utilizado por personal no sanitario, de tal forma que siguiendo sus instrucciones cualquier persona entrenada sabrá utilizarlo.

Su ubicación es aconsejable en espacios públicos o privados con presencia o concurrencia masiva de personas como terminales de transporte de pasajeros estadios, balnearios, parques recreativos, salas de cines, teatros, juego de azar, bingos y casinos entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *