Primer caso autóctono en el país: una pediatra chaqueña con coronavirus

Gabriela Monzón realiza en su domicilio junto a su esposo y cinco hijos menores de edad el aislamiento obligatorio.

Primer caso autóctono en el país: una pediatra chaqueña con coronavirus

La pediatra Gabriela Monzón, contagiada con coronavirus en Chaco, dijo que se encuentra en buen estado de salud, «sin fiebre pero con tos», mientras realiza en su domicilio junto a su esposo y cinco hijos menores de edad el aislamiento obligatorio.

   «Me encuentro bien de salud, sin fiebre, con tos», afirmó Monzón, que además indicó no saber cuando ni donde se contagió «porque trabajo en el área de salud y tengo actividad social importante».

   Monzón aseguró que se considera «un caso autóctono porque no viajé a ninguno de los destinos (con circulación de coronavirus) y no tuve contacto con los casos que dieron positivo».

   La pediatra es uno de los 9 casos de coronavirus informados ayer por el Ministerio de Salud, pero la única de ese grupo sin antecedentes de viaje al exterior, aunque trabaja en un establecimiento de salud donde se atendieron casos confirmados, dijo el parte diario de la cartera.

   «Soy una persona muy saludable, me vacuno todos los años, pero me empece a sentir mal, con dolor de cabeza muy intenso, tos, dolor de garganta y al día siguiente tuve fiebre, mucho decaimiento, podría decirse que es como una gripe, aunque sin tantas secreciones nasales», describió la pediatra que permanece en aislamiento.

   La médica señaló que «la última vez que atendí en el hospital fue el día 9 de marzo. Me llamó la atención la presencia de tres personas con síntomas febriles y problemas respiratorios que no habían viajado al exterior. Eso me alarmó».

   Monzón se refirió además a la preocupación que significa sumar la epidemia de coronavirus a los casos de dengue «que son muchos en esta zona. No esperábamos tener esta epidemia en esta época del año».

   Sobre su cuarentena, aseguró que «desde el primer día me aislé en mi habitación, evito contacto con mis hijos, pero inevitablemente con mi esposo sí. Seguimos las medidas indicadas, con lavado de manos frecuente, airear habitaciones, separar utensillos de uso personal». (Télam)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *