Piden juzgar a un joven que manejó de Córdoba a Mar del Plata con Covid y con una identidad falsa

Una fiscal federal de Mar del Plata pidió que un joven de 24 años imputado casi un año atrás por violar las restricciones sanitarias vigentes por la pandemia, al ingresar a la ciudad tras manejar desde Córdoba contagiado de coronavirus y con una identidad falsa para ver a su novia, sea llevado a juicio oral.

Una fiscal federal de Mar del Plata pidió que un joven de 24 años imputado casi un año atrás por violar las restricciones sanitarias vigentes por la pandemia, al ingresar a la ciudad tras manejar desde Córdoba contagiado de coronavirus y con una identidad falsa para ver a su novia, sea llevado a juicio oral, informaron fuentes judiciales.

Laura Mazzaferri, titular de la Fiscalía Federal 1, requirió la elevación a juicio de la causa por este caso, en la que está imputado además un amigo del joven, que fue quien le prestó el auto utilizado para el viaje de más de 1000 kilómetros, así como su propio DNI, su registro de conducir y la cédula verde.

El principal acusado, cuya identidad no fue informada, llegó a Mar del Plata el sábado 20 de junio de 2020 por la ruta 226, y en el último control municipal, antes de ingresar al casco urbano presentó la documentación del vehículo que conducía y una declaración jurada, con un permiso de circulación por un caso de fuerza mayor, para cuidar presuntamente a otra persona adulta.

El protocolo indicaba, entonces, que debía realizarse un hisopado o permanecer 14 días aislado, ya que llegaba desde una zona considerada con circulación del virus, mientras que en Mar del Plata había entonces solo un caso activo de la infección.

El joven fue escoltado desde el retén hasta un laboratorio privado donde se le practicó un hisopado, y al conocerse el resultado positivo, 48 horas después, se comprobó al intentar contactarlo que había falsificado su identidad, y había usado el documento, la licencia y el auto de otra persona.

Localizado finalmente en la dirección que había informado al ingresar a la ciudad, se comprobó que había viajado a Mar del Plata para encontrarse con su novia.

El joven fue trasladado a uno de los hoteles utilizados para aislamiento de casos de Covid-19 y se le inició causa por violación a la normativa vigente en el marco de la primera ola.

Fuentes judiciales indicaron que el principal imputado está acusado por infracciones a los artículos 205 y 293 del Código Penal, y el amigo está procesado como «partícipe necesario» del hecho.

«En orden al delito de violación de medidas sanitarias para impedir la introducción o propagación de una epidemia (art. 205 CP), ha quedado demostrado -con el grado de certeza que en esta etapa se exige- que la conducta desplegada por los acusados ha ido lisa y llanamente en contra de las medidas sanitarias dispuestas», indicó la fiscal en su requerimiento de elevación a juicio.

Consideró además que el joven que ingresó a la localidad balnearia lo hizo «a sabiendas de las estrictas restricciones impuestas en torno a la circulación interjurisdiccional, puesto que se movilizó, como se indicó, muñido de documentación ideológicamente falsa».

«Además, se sometió al hisopado preventivo exigido por el Municipio al que intentaba ingresar aduciendo razones de fuerza mayor, para la atención de una familiar, utilizando también los datos de (su amigo), dificultando así cualquier tipo de rastreo epidemiológico y la correcta actividad de la autoridad sanitaria», agregó.

Mazzaferri consideró, además, que «se expuso a terceros a un riesgo -sin dudas- evitable» y que «se suma a ello, el dispendio de recursos humanos y materiales desembolsados por la administración pública -consecuentemente por parte de los contribuyentes- con el objeto de dar respuestas oportunas a las secuelas derivadas del accionar ilícito». (Telam)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *