Opinión: responsabilidad social en tiempos del virus

La concejal Cristina Coria reflexionó sobre este escenario que atraviesa la sociedad en el marco de la pandemia por coronavirus.

Por: concejal Cristina Coria

Nos toca vivir un tiempo desconocido. De temor ante la posibilidad de contagio y enfermedad. De acertadas y difíciles medidas  tomadas por los gobiernos nacional y local que, priorizando la salud y la vida, plantean anticiparse a los picos de circulación y contagio del virus. Tiempo de diversas actitudes ciudadanas, responsables e irresponsables, egoístas y generosas, solidarias o no.

En estos momentos tan cruciales e inciertos, es donde hay que ponerle contenido a las frases que tan bien expresan lo que la mayoría siente, como #EsConTodos. Así podremos salir, acercando la ayuda a quien lo necesita,  el llamado a quien está solo, el mandado a ese vecino o vecina que no puede hacerlo.

Y, así como vemos la suba de precios en productos esenciales de algunos inescrupulosos, muchos de ellos grandes empresas, también podemos ver el compromiso y la solidaridad en movimiento.

Se van gestando: algunos generan conciencia cerrando sus locales sin que la ley  lo exija, pidiendo que se proteja al personal que realiza delivery, aunque vaya en contra de su necesidad de ventas; otros se acercan para ofrecer lo que tienen o lo que podrían hacer articulando con sus propios competidores en pos de ayudar; o  rebajan los precios de productos básicos y los promocionan. 

Y no es casualidad que estos son nuestros propios vecinos, el heladero artesanal, el gran fabricante del mejor jabón blanco, la Cooperativa láctea de la ciudad, los productores locales de gin y de cerveza que junto a los de refrigeración, equipamiento y otros vinculados, están produciendo #AlcoholParaMardelPlata, por mencionar algunos. 

Los y las profesionales y trabajadores de la salud darán una lucha sin tregua contra el enemigo invisible, dejando horas de su vida, sus afectos, su propia seguridad. Pero esa entrega titánica sólo alcanzará si cada uno de nosotros asume su propia responsabilidad y actúa con empatía y solidariamente. Juntos vamos a poder.

«Tragedia de Torres y Liva»¿Victima atrincherada? ó ¿Victima abandonada?

Gastón Herrera, ex Director de la Oficina de Protección Integral a la Víctima cuestionó la actitud del estado municipal en torno a esta tragedia.

Por: Gastón Herrera, ex Director de la Oficina de Protección Integral a la Víctima

Por el mes de diciembre la tragedia del fuego preocupaba a toda la ciudad de Mar del Plata y en particular a las familias que habitaban las viviendas dónde se ubicaba el comercio en el que se inició tamaño incendio.

 

Rápido de reflejos y cumpliendo con su compromiso de estar al lado de los vecinos el Intendente Guillermo Montenegro se hizo presente de manera inmediata en el lugar, coordinó con los equipos de trabajo (defensa civil, bomberos, etc) y conversó con los danmificados para garantizar la contención y el acompañamiento desde el Estado Municipal.

 

Pasaron las primeras horas, los primeros días, ya mas de un mes y por alguna razón, que no es otra cosa que la ausencia del Estado en la contención y acompañamiento socio-sanitario los damnificados como el caso de Liz aparecen en televisión tras un graff que dice «Atrincherada para evitar la demolición».

 

Las personas que padecen tragedias requieren que el Estado en representacion de la sociedad este presente para asistir, contener y evitar la re-victimización de las mismas.

 

Desde el 2013 el municipio de General Pueyrredón cuenta con una Dirección General de Protección Integral a la Víctima, lamentablemente la gestión anterior la pasó a la órbita de Desarrollo Social (creyendo que las victimas del delito, siniestros viales, la violencia y tragedias requieren de asistencialismo) y dicha oficina dejo de estar a lado de los que padeciendo situcianes de angustia y dolor necesitan de la presencia del Estado.

 

Espero y deseo que el actual Intendente jerarquize el área, la devuelva a la Secretaria de Seguridad le de los recursos necesarios para que en caso de que en la ciudad (Dios no permita) haya alguna tragedia no tengamos que ver en los medios «Víctimas Atrincheradas» ni «Víctimas Abandonadas».

 

La extinción de dominio: una herramienta fundamental para recuperar lo robado

El diputado nacional Maximiliano Abad se refirió a la importancia de que se concrete esta medida.

Por Maximiliano Abad

Jefe de bloque de Cambiemos

Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires

No es la primera ni será la última vez que un tema trascendente en la agenda pública nacional, producto de la desinformación, el oportunismo e incluso la negligencia política, termina siendo bastardeado y corrido de su eje.

Eso pasó con la extinción de dominio: políticos de todos los colores, medios de comunicación grandes y pequeños, opinólogos omnipresentes hablando mucho y diciendo poco. Y en el medio, como siempre, la sociedad interesada como rehén.

Para comenzar, antes de comentar lo sucedido esta semana en la Bicameral de Trámite Legislativo, un dato importantísimo que ha sido pasado por alto sistemáticamente por muchos. No estamos ante un invento argentino. La extinción de dominio es una herramienta presente en casi todo el mundo, que reafirma el compromiso de los Estados para adoptar las medidas necesarias para recuperar los bienes obtenidos ilegalmente a través del narcotráfico, terrorismo, trata de personas, y claro, la corrupción.

Queremos que el Estado destine a escuelas, hospitales, rutas y seguridad el dinero que obtuvieron ilegalmente delincuentes que, día a día, engrosan sus cuentas bancarias a costa de los argentinos. Se trata de justicia e igualdad ante de la ley, sí. Pero también de hacerle frente de una manera coherente y efectiva al crimen organizado. ¿Por qué digo esto? Porque hay que atacar los bolsillos, las inversiones, las propiedades y los bienes de los grupos criminales. Es ahí donde les duele: cuando el Estado pone trabas en el proceso de lavado de dinero y reinversión de activos. Por el contrario, los enfrentamientos militares y los decomisos de estupefacientes —por citar el ejemplo del narcotráfico— son siempre, en el mejor de los casos, victorias parciales e insuficientes.

Hace años duermen en los cajones del Congreso proyectos de ley que apuntan a regular la recuperación de los activos provenientes de actos ilícitos. Esperamos que el enorme impacto que ha tenido esta decisión del Gobierno Nacional en la sociedad, que reclama soluciones rápidas, efectivas y transparentes, haga mella en las bancas opositoras, y podamos juntos avanzar en una herramienta que, sin dudas, nos pondrá más cerca del país que queremos y merecemos

La dirigencia marplatense toma el Té en la cubierta del Titánic

Intensas son las jaurías políticas armando estrategias para hacerse de la presa preciada, la victoria electoral, toda otra consideración por fuera de la lógica electoralista se lo considera despectivamente “cuestión puntual”, de hecho y en concreto en nuestra ciudad y localidades de la costa el hecho político productivo por parte del oficialismo, es ofrecer playas gratuitas, quizás para buscar congraciarse con la golpeada  y venida a menos clase media, por otra parte una significativa porción de la oposición que pareciera olvidar su cuotaparte de responsabilidad en la construcción de esta realidad que nos agobia y ni siquiera esboza una autocrítica. En medio de timbreados simulados y armados “patrióticos”, nuestra ciudad y zona vuelve a sumergirse es la oscuridad y la metáfora nunca fue tan justa ya que nuevamente volvemos a la incertidumbre de la crisis energética, para la cual se pierde nuevamente un plan de trabajo que nos dé soluciones en el corto, mediano y largo plazo.

Es bueno tener en claro que sin energía es imposible plantear algún proyecto productivo, si no hay proyecto productivo no se genera ni capital, ni trabajo, si no hay capital no se puede cobrar impuestos y tasas, no se genera empleo y aumenta la desocupación y el Estado municipal no puede asistir a nadie, porque la falta de energía no permitió que la ciudad se desarrolle y no tiene por donde recaudar.

Si bien los problemas estructurales de energía en nuestro distrito son de vieja data, parecía que en esta última etapa había un plan para ir solucionando en forma sistemática el déficit de provisión de energía eléctrica y gas, pero nuevamente quedamos a la deriva.

En materia de gas, el ex ministro de energía Juan José Aranguren, a comienzo de su gestión, presentó los pliegos para la licitación de una obra ambiciosa que en los papeles conformaban todas las expectativas para mediados de este año (2018). Ya tendría que haber empezado, con una partida prevista de $1.078 millones para ejecutar obras de ampliación que permitiría sumar 85.000 usuarios nuevos, que sumaría a la provisión existente de los gasoductos de La Costa y Tandil – Mar del Plata.

El pliego preveía la instalación de dos loops de refuerzo (gasoductos paralelos), uno de 18Km de longitud y 20 pulgadas de diámetro sobre el Gasoducto de La Costa en el tramo El Chourrón – Las Armas y el otro loops de 21 Km de longitud y 8 pulgadas de diámetro, ramal de alimentación a la localidad de Balcarce y se interconectarán las Estaciones Reductoras de Presión “La Invernada” y “El Tejado” que proveen a la Ciudad de Mar del Plata por la cañería de 15 Km de longitud y 16 pulgadas de diámetro y se completaría instalando en Las Armas una Planta Compresora de 2.400HP de potencia.

Pablo Aceto

Sobre la crisis de provisión eléctrica de nuestra Ciudad como así también del resto de las Ciudades del sector costero del sur, producto de ser una isla del SIM (Sistema Interconectado Nacional), respondió el Sindicato de Luz y Fuerza Mar del Plata con un plan de obras presentado en el año 1999 que consistía: 1- La obra de fondo, realizar el tendido de una línea de 500 Kw que saque a Mar del Plata – Batán de su situación de isla del Sistema Interconectado Nacional (SIM). 2- Repotenciar la Central 9 de Julio de Mar del Plata con 150 a 200 Mw. 3- Realizar el tendido de la línea de 132 Kw entre la Central de Villa Gesell y la Ciudad de Mar del Plata.

Por otra parte, desde el 2014, la empresa OSSE, en el marco de las obras hace poco inaguradas del EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales), tambien da una respuesta al tema energético que es fundamental para su funcionamiento, el proyecto consiste en la instalación de un Parque Eólico en el predio del EDAR. En la ficha técnica de dicho proyecto se detallan cinco generadores eólicos de Potencia Unitaria de 2.1 Mw sumando un total de 10.5 Mw, que atenderian las necesidades energéticas de la planta, en una segunda etapa la Empresa diseñó el Parque General Belgrano con una potencia de 50 Mw, que no solo resolvería lo que es la provisión de su principal insumo, sino que además quedaría un remanente de energía eléctrica eólica para inyectar en la Red.

Lamentablemente gran parte de todos estos proyectos quedaron en los papeles, la mega obra de Gas quedó reducida a dos bypass, que darán más presión al ya existente gasoducto, que puede abastecer a la demanda domiciliaria que está a la espera de conexión, la Central 9 de Julio se repotenció en febrero de 2017 con dos turbinas de 50 Mw duplicando así su capacidad de generación cubriendo de esta forma entre el 70% a 80% de la demanda de suministro de nuestra ciudad, por otra parte los proyectos de generación eólica anunciados por el presidente de OSSE el ingeniero Mario Dell Olio, hoy por hoy, no hay ninguna novedad y sin dudas el golpe más fuerte es la paralización, por parte del Gobierno Nacional, de  la construcción de dos grandes obras del Plan Federal de Transporte Eléctrico  que estaría ligado a los recortes destinados a poder cumplir con la meta de 2,6% de déficit primario comprometida con el Fondo Monetario Internacional, que destruye la expectativa que Mar del Plata – Batán integren el Sistema Interconectado Nacional, perdiendo por lo pronto la posibilidad de conseguir estabilidad en el sistema eléctrico.

Esto pone un techo muy bajo a las posibilidades de desarrollo de nuestra ciudad, éstas son malas noticias para nuestro Parque Industrial porque no hemos sido capaces, ahora como antes, de dar una solución definitiva al problema y esto tiene mucho que ver con las políticas desarrolladas desde los ´90, donde se empezó a privilegiar mas el negocio de las privatizadas que la inversión necesaria para optimizar la provisión de servicios estratégicos, como en este caso Gas y Electricidad.  Ante esta paralización de obras cabe una pregunta, ¿adónde van a parar los fondos producidos por el salvaje tarifazo que se les aplica a los usuarios? Y a esto le sumamos otra pregunta ¿Por qué razón se sostienen las privatizaciones cuando el Estado tiene que hacer las inversiones?, claramente los usuarios tienen que pagar dos veces por servicios que no alcanzan, para poner en marcha a nuestra ciudad, una vez con las terribles tarifas que nos aplican y otra vez con los impuestos que pagamos y que el Estado direcciona en inversiones que le corresponderían hacer a las privatizadas con las facturas que nos cobran.

En todo esto la política está ausente, no se escucha ninguna dirigencia ni siquiera cuestionar las políticas de concesión de servicios públicos que clara y repetidamente han demostrado su fracaso, que lo único que se logró es enriquecer a estas Empresas, muchas de origen extranjero a costa de incumplimiento y con rentabilidades garantizadas por subsidios o por tarifazos.

Nuestra Ciudad en particular y el País en general, no tienen casi ninguna chance de despegar dentro de este círculo vicioso y de naturaleza corrupta de las políticas de privatización, estos tiempos requieren una dirigencia política, empresarial y sindical con el valor suficiente para pagar los costos de revertir esta realidad y que se ponga al frente en la defensa de los intereses de la Ciudad, de la Provincia y la Nación.

Pablo Aceto

Secretario General

Partido Socialista Auténtico Mar del Plata – Batán

FRENEMOS EL AJUSTE A LOS DOCENTES MUNICIPALES

Días atrás, a través de un decreto firmado por Arroyo, Mourelle y Di Stéfano se hizo realidad el fantasma que venían  temiendo desde hace un tiempo los empleados municipales: la quita de las bonificaciones.

Siguiendo la línea Provincial, no resulta extraño que el sector docente haya sido el elegido como el gran afectado.

Teniendo en cuenta que es el sector más numeroso, y que la bonificación en cuestión representa un porcentaje importante del salario de este grupo,  nos hace suponer que esto no es más que el puntapié inicial del ejecutivo en el avance hacia la quita de bonificaciones,  que viene demorado cómo demuestra la ausencia a ésta altura del año de la complementaria del presupuesto.

El artículo 59 que cobran las y los docentes desde hace casi 30 años, equipara el sueldo de una maestra de grado con el salario básico de un empleado de escalafón 12 de 35 hs. semanales (aproximadamente  $17200). O sea el municipio pagaba la diferencia entre lo que paga Provincia por el cargo de maestra, y ese valor.

Esto fue el fruto de una lucha gremial llevada a cabo por el sector docente y el STM y fue establecido por una ordenanza.  A partir de este mes, el Ejecutivo plantea que durante todo este tiempo eso se pagó por error,  y que a partir de ahora se tiene que equiparar con el salario del escalafón 12 pero de 24 hs, lo que significa una reducción de esta bonificación de $5443 a 43$. Cabe aclarar que al salario que equipara ahora, el de 24 hs, es de $11730 que está por debajo de la línea de pobreza. Mientras que el salario del intendente municipal es de $246.720 y sus secretarios de hacienda y educación, que firman el decreto, es de $138.780. Desde ese privilegio salarial condenan a miles de docentes a la pobreza. Hacen pasar el ajuste achicando el salario de los docentes y sin tocar un centavo de los grandes beneficiados con la política que llevan adelante desde el Ejecutivo nacional, Provincial y municipal.

Matias Maciel

Sumado a esto, acusa a los docentes de una acción casi delictiva por haberla percibido,  llegando a culpabilizarlos de la ausencia de obras para la ciudad.

La gran mayoría de los empleados municipales cobran diferentes tipos de bonificaciones,  que se han ido ganando en distintos momentos, y fueron conquistas gremiales.  Siguiendo la lógica del secretario de Hacienda,  estas bonificaciones son todos «errores», por lo que no tardará  en querer sacarlas, creando la mentira de la «garantía salarial», que significa que los futuros aumentos irán a absorber dicha suma por lo que el salario real no aumentará,  en esta época donde la inflación ya hace que no alcance para llegar a fin de mes.

Resulta imperioso unirnos todos en defensa de los derechos adquiridos por los docentes municipales,  y por el conjunto de las y los trabajadores. Si pasa la quita de esta bonificación, será el primer paso para avanzar en la quita de las de otros grupos. Rodeemos de solidaridad a nuestrxs compañerxs docentes. En defensa de la educación municipal, pública, gratuita y de calidad!

Matías Maciel

Referente del PTP (Partido del Trabajo y del Pueblo)