El obispo de Mar del Plata almorzará con los más pobres

Durante el fin de semana, se realizará en todo el mundo la primera Jornada Mundial de los pobres, instituida por el papa Francisco al finalizar el año de la misericordia en 2016.

Habrá distintas iniciativas en todas las diócesis, y aquí en Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre junto a varios sacerdotes almorzará en la casa de Cáritas Catedral, Belgrano 2765,  junto a unas 150 personas pobres y en situación de calle, que asisten a dicha institución, al Hogar Nazaret o a los desayunos de Dies Domini. Por la tarde presidirá la misa de las 19 en el templo mayor de la ciudad, con esta misma intención.

Desde hace varios días se viene preparando este almuerzo, que es una iniciativa conjunta entre la Catedral y la parroquia Asunción de la Santísima Virgen. Decenas de voluntarios ultiman los detalles del almuerzo, gran cantidad de personas se sumaron con su colaboración a través de alimentos para preparar el almuerzo e incluso un grupo de jóvenes prepararon rosarios para regalar a todos los que asistan.

También en algunas parroquias de la diócesis se organizaron actividades para celebrar esta jornada que lleva como lema «No amemos de palabra sino con obras».

El papa Francisco, en su mensaje con motivo de esta jornada manifestó, «No pensemos sólo en los pobres como los destinatarios de una buena obra de voluntariado para hacer una vez a la semana, y menos aún de gestos improvisados de buena voluntad para tranquilizar la conciencia. Estas experiencias, aunque son válidas y útiles para sensibilizarnos acerca de las necesidades de muchos hermanos y de las injusticias que a menudo las provocan, deberían introducirnos a un verdadero encuentro con los pobres y dar lugar a un compartir que se convierta en un estilo de vida. En efecto, la oración, el camino del discipulado y la conversión encuentran en la caridad, que se transforma en compartir, la prueba de su autenticidad evangélica. Y esta forma de vida produce alegría y serenidad espiritual, porque se toca con la mano la carne de Cristo. Si realmente queremos encontrar a Cristo, es necesario que toquemos su cuerpo en el cuerpo llagado de los pobres, como confirmación de la comunión sacramental recibida en la Eucaristía».

«Estamos llamados, por lo tanto, a tender la mano a los pobres, a encontrarlos, a mirarlos a los ojos, a abrazarlos, para hacerles sentir el calor del amor que rompe el círculo de soledad. Su mano extendida hacia nosotros es también una llamada a salir de nuestras certezas y comodidades, y a reconocer el valor que tiene la pobreza en sí misma», enfatizó el papa Francisco.

Finalmente invitó «a toda la Iglesia y a los hombres y mujeres de buena voluntad a mantener, en esta jornada, la mirada fija en quienes tienden sus manos clamando ayuda y pidiendo nuestra solidaridad. Son nuestros hermanos y hermanas, creados y amados por el Padre celestial. Esta Jornada tiene como objetivo, en primer lugar, estimular a los creyentes para que reaccionen ante la cultura del descarte y del derroche, haciendo suya la cultura del encuentro. Al mismo tiempo, la invitación está dirigida a todos, independientemente de su confesión religiosa, para que se dispongan a compartir con los pobres a través de cualquier acción de solidaridad, como signo concreto de fraternidad. Dios creó el cielo y la tierra para todos; son los hombres, por desgracia, quienes han levantado fronteras, muros y vallas, traicionando el don original destinado a la humanidad sin exclusión alguna. Es mi deseo que las comunidades cristianas, en la semana anterior a la Jornada Mundial de los Pobres, que este año será el 19 de noviembre, Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario, se comprometan a organizar diversos momentos de encuentro y de amistad, de solidaridad y de ayuda concreta».


¿Qué problema hay?

Reparación Pc Computadoras, Notebooks, Laptops. Formateo e Instalación de Windows. Configuraciones y Actualizaciones. ¡ Optimizá y acelerá tu compu !


Wi-Fi más fuerte, negocios más fuertes.

Construimos redes Wi-Fi de alto rendimiento.

Deja un comentario

¿Y vos qué opinas?