Neus Munté habló de todo: Presupuestos; la cuestión de confianza; la CUP; y probables cambios en la hoja de ruta

La portavoz del Govern Neus Munté en imagen de archivo

Noticias de Cataluña

En una extensa entrevista, la consejera de la Presidencia echó luz sobre los temas más conflictivos que afronta el gobierno de Carles Puigdemont

La consejera de la Presidencia, Neus Munté, aseguró que la cuestión de confianza a la que se someterá el 28 de septiembre el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, “sería el momento para anunciar posibles cambios en la hoja de ruta independentista”.

En una entrevista concedida a Europa Press, la también vicepresidenta del Partido Demócrata de Cataluña destacó que aún es pronto para hablar del contenido exacto de la comparecencia de Puigdemont, pero consideró que será una buena ocasión para “analizar si se pueden introducir elementos de mejora al plan soberanista”. El nuevo secretariado de la CUP exige que se modifique la hoja de ruta para incluir, entre otras medidas, un referéndum unilateral de independencia (RUI), un paso que para los cupaires es imprescindible para negociar los Presupuestos de 2017.

En cambio, el Gobierno vincula las dos negociaciones porque, según Munté, Puigdemont necesita nuevos Presupuestos para cumplir sus compromisos soberanistas y sociales: “No es lo mismo disponer de recursos que no tenerlos”. Tras el “no” de la CUP a las cuentas de 2016, los ciudadanos, las empresas y las entidades sociales comprobaron “que no es lo mismo tener que no tener Presupuestos y que es muy importante aprobar nuevos”, aseguró.

Munté espera que la CUP se dé cuenta de ello y “reflexione para entender la vinculación necesaria entre la cuestión de confianza y los Presupuestos”, aunque recuerda que serán dos tramitaciones diferenciadas en el Parlamento. Además, detalla que los anticapitalistas se comprometieron a facilitar la labor del Gobierno y favorecer el desarrollo de la ruta independentista: “No son las dudas de la hoja de ruta lo que nos ha llevado hasta aquí, sino las dudas de si la CUP respeta o no los acuerdos firmados “.

Munté confía en que Puigdemont supere la cuestión de confianza y la ve como una oportunidad para “tomar empuje y culminar el despliegue de la hoja de ruta independentista”. Para ello, las cuentas son indispensables: “No imagino un 2017 con la contención que sufrimos este año, por lo que CUP debería reflexionar y darse cuenta de que el bloqueo a las cuentas ha tenido perjuicios graves”. La también portavoz del Gobierno, destaca que Cataluña sufre ahogo financiero de España y que un partido independentista no debería poner “más palos en las ruedas”.

Posibles pactos con otros partidos

En caso de que no haya un acuerdo, Munté no cree que deban convocar elecciones sino que habrá que buscar el apoyo de otros partidos del arco parlamentario: “Hay otros que, sin compartir el objetivo del Estado propio, pueden tener un interés en la aprobación de cuentas que den respuesta a las necesidades sociales de la ciudadanía”. Aseguró que el Ejecutivo catalán ya trabaja en las nuevas cuentas para poder llevarlos al Parlamento en octubre y que volverán a ser “las más sociales de la historia”, lo que podría seducir la CUP.

Defendió también que el proyecto de cuentas de 2016 ya incorporaba las partidas sociales más elevadas de la historia, y, preguntada sobre por qué cree que la CUP las aceptaría ahora si entonces las rechazó, respondió que “nadie quiere una situación de bloqueo como la del Estado español; todos hemos sacado conclusiones y reflexiones de aquello y me consta que también la CUP, donde ha habido cambios en la dirección que quizás tengan incidencia a la hora de negociar, aunque el asunto no se abordará hasta la última semana de agosto”.

¿Nuevas elecciones?

Los Presupuestos no se abordarán si finalmente Puigdemont no supera la cuestión de confianza, un escenario que Munté ni siquiera prevé porque significaría nuevas elecciones: “Pienso que se superará y, por lo tanto, el proceso en ningún caso quedará frenado ni perjudicado, sino que tomará más empuje”.

Preguntada si Puigdemont debería ser candidato a la presidencia en caso de que terminara fracasando la cuestión de confianza, Munté se limitó a señalar su voluntad de “culminar el proceso independentista y el compromiso inmenso con la ciudadanía para dejar el país en las puertas de la independencia”.-

Barcelona (INCAT-Europa Press).-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *