Mourelle en Barcelona: piden la intervención del Tribunal de Cuentas

A raíz del aumento en los importes en materia de viáticos y movilidad para el personal de la Administración Central y Entes Descentralizados que ocupen cargos políticos.

Un abogado de Mar del Plata solicitó la intervención del Honorable Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires para que se investigue la posible existencia de corrupción y malversación de dinero público mediante pagos de viajes y “viáticos” a funcionarios municipales.

Julio Hikkilo solicitó la intervención de este órgano luego que el pasado 25 de octubre, el intendente Carlos Arroyo y el secretario de Hacienda Hernán Mourelle firmaron el decreto Nº 2297 mediante el cual se aumentaron los importes en materia de viáticos y movilidad para el personal de la Administración Central y Entes Descentralizados que ocupen cargos políticos.

“Bajo el supuesto argumento  de que los valores percibidos hasta esa fecha   por viáticos estaban atrasados, el intendente  por decreto dispuso el  aumento  en forma significativa de los mismos”, advirtió.

Días más tarde, se conoció el viaje de Mourelle a Barcelona a“representar” supuestamente al municipio en la feria Smart CityExpo World Congreso que se lleva a cabo en la ciudad de Barcelona.

En el mencionado decreto se establece que en caso que el funcionario político deba pernoctar en el exterior del país, se autorizará la liquidación de $6000 por noche cuando el destino no abarque países limítrofes. En cambio cuando sea un país limítrofe se abonará hasta $4000.

Hikkilo consideró que, “ante el actual contexto de grave crisis económica y social en la que nos encontramos en la ciudad, donde los contribuyentes realizan enormes esfuerzos para abonar las tasas municipales y desde el municipio se aduce permanentemente una’supuesta escasez de recursos’ para atender  necesidades básicas y urgentes en materia  alimentaria, de salud, educación, seguridad y vial  entre otras,  la utilización de recursos públicos  para financiar estos viajes  no es una prioridad y  se debe ejercer un control estricto en que se gasta el dinero recaudado”.

“Además, si los fondos públicos fueron utilizados para  beneficio propio  pueden constituir un acto de corrupción y/o malversación  de  los mismos y ser un gasto odioso”, añadió.

Ante ello, el abogado solicitó al Tribunal de Cuentas Provincial, se abra una urgente investigación,  se efectúe una auditoria financiera y de legalidad  de la totalidad de los fondos utilizados para  solventar viajes oficiales  en presente año,  se determine los montos utilizados a tal  fin,  origen de los mismos,  utilidad que  ha generado para la ciudad las  misiones oficiales realizadas en el interior y exterior,  entre ellas las  del Secretario de Hacienda Mourelle, y en caso  de constatarse el uso irregular delos fondos  se desapruebe  definitivamente las cuentas rendidas  por tales conceptos, se aplique la máxima pena su responsable, participes  y se ordene la devolución del dinero utilizado con sus  intereses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *