Monseñor Marino en la fiesta de Jesús Misericordioso

El obispo diocesano, monseñor Antonio Marino, presidió las patronales de Jesús Misericordioso, o fiesta de la Divina Misericordia en el templo en honor a Jesús Misericordioso ubicado en Luis Piedrabuena y El tero.

Durante la eucaristía se leyó el decreto con firma de monseñor Marino en el que declara al templo como santuario diocesano. Cabe destacar que dicho lugar, es también lugar donde ganar indulgencias plenarias en este año de la misericordia.

Las fiestas patronales, fueron concelebradas por el párroco, presbítero Pablo Etchepareborda y el vicario parroquial, Santiago Arriola. Acompañó una multitud de fieles, devotos de Jesús Misericordioso.

El obispo manifestó que “desde el primer momento en que, como obispo, visité esta capilla, que es parte de la parroquia San Pío de Pietrelcina, me dí cuenta, que estaba llamada a ser un lugar privilegiado de experiencia de la misericordia divina, y de testimonio de caridad con el prójimo. Lugar de peregrinación y de atención privilegiada del sacramento de la confesión. Por eso mismo, hoy doy cumplimiento al deseo de declararlo formalmente santuario diocesano”.

Luego de las ofrendas, se procedió a bendecir un cáliz, que fue regalado para esta ocasión por una persona de la comunidad. Minutos después de la distribución de la comunión, un grupo de niños, acompañados por sus catequistas, entonaron una canción y alegraron con sus voces a toda la comunidad reunida.

Al finalizar la eucaristía, la banda de música del Área Naval Atlántica, interpretó algunas marchas como la de San Lorenzo, las Malvinas, y otros temas para amenizar a los fieles en la parque del santuario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *