Marplatenses preparan el viaje a Chile para estar junto al Papa

La cuarta visita del Sumo Pontífice a Sudamérica, aunque sin incluir a la Argentina, causa grandes expectativas y se cree que más de 800 mil cruzarán la cordillera.

El próximo lunes 15 de enero el papa Francisco arribará a la ciudad de Santiago, en Chile, dando inicio a su cuarta visita a Latinoamérica, y nuevamente no incluirá a la Argentina como destino, a donde nunca más regresó desde que en el 2013 fue ungido como Sumo Pontífice.

El mismo año de su ascenso al poder de la Iglesia Católica visitó Brasil, y en 2015 ofició misas en Paraguay, Bolivia y Ecuador; el año pasado estuvo en Colombia. En esta oportunidad, recorrerá las ciudades de Lima, Puerto Maldonado y Trujillo, en Perú, y Santiago, Temuco e Iquique, en Chile, país que comparte con Argentina 15 pasos fronterizos que utilizarán al menos un millón de personas -según la previsión oficial del Gobierno- para saludar al Papa.

Desde Mar del Plata, decenas de fieles también se aprestan para cruzar la cordillera y estar cerca del Papa.

En charla con PUNTOCLUB (FM 96.3), el cura párroco Walter Pereyra, señaló que integrará un grupo de 12 personas, entre laicos, sacerdotes y diáconos. “Nos sentimos muy entusiasmados de acompañar al Papa cerca de Argentina y en una viaje pastoral a un país hermano”, manifestó.

Uno está viendo en todos los medios como se ha incrementado la cantidad de personas que van a cruzar por los pasos fronterizos de Mendoza y Neuquén, aprovechando la época de verano donde muchos argentinos tienen la posibilidad de tomarse unos días de descanso y con esta oportunidad de la cercanía del Papa, pero con el deseo y las ganas de estar en ese clima de fiesta y de iglesia que enriquece mucho”, manifestó.

Además, indicó que “vamos al Chile el mismo tiempo que lo hará el Papa y haremos base en Santiago y está esa ilusión y expectativa de verlo unos segundos y recibir su bendición”.

En cuanto a las recomendaciones, comentó que “todo lo que tiene que ver con cuestiones relacionadas con los climático, llevar agua, gorro, protector solar porque van a ser varias horas la espera antes de la misa”.

Si tuviera la oportunidad de estar junto al Papa un minuto, el padre Walter señaló que lo que le gustaría “agradecerle mucho desde lo sacerdotal en sus palabras y en sus gestos, la simpleza con que nos plantea la exigencia de ser buen pastor”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *