Peñarol venció a Quimsa por 80-77 en el Polideportivo Islas Malvinas, por una nueva jornada de la Liga Nacional de Básquet. De la mano del juvenil Juan Ignacio Marcos, que con su rebeldía para defender y su inteligencia para hacer jugar al equipo, hizo callar las quejas de la gente y ganó un partido que quedará en la memoria de cualquier hincha.

El comienzo del encuentro estuvo plagado de errores en ambos conjuntos. A Peñarol le costó 8 posesiones volver a anotar un punto, mientras que Quimsa, con poco en ofensiva y una defensa desarmada, se mantuvo delante en el marcador durante todo el primer cuarto. Rob Reed cometió una antideportiva que puso adelante a los santiagueños por 9 a 4.

Richotti pidió un minuto para frenar la embestida de los visitantes que a falta de 3 minutos para el cierre iban ganando 11 a 4. Peñarol levantó. Un triple de Giorgetti igualó el partido. Sin embargo, los marplatenses volvieron a dormirse en el final del segmento. Jaz Cowan metió un triple y recuperó la ventaja en el marcador de cara al segundo período.

En el segundo cuarto ingresó Juan Pablo Figueroa en lugar de Rob Reed, para aceitar el ataque de los locales. Peñarol, siguió sin contundencia en el aro rival y sufrió las ofensivas de Quimsa, que lastimó con un triple de Harper y los aportes de Carl Elliot. La diferencia se estiró a 9 puntos a la mitad del parcial.

Dos triples seguidos le dieron una máxima de 13 al visitante. Pero Peñarol respondió con la misma arma: Jeronimo Barón, de gran sacrificio achicó la diferencia y obligó al Che García a pedir minuto. Así el primer tiempo finalizó 28-37 a favor de la visita.

El segundo tiempo siguió con la misma tónica. Los marplatenses, a lo tumbos, intentaron achicar la diferencia a base de defensas sólidas. Obligó a Quimsa a tomar tiros forzados, pero siguió errando demasiado en ataque. El mejor pasaje del partido fueron los 3 últimos minutos para los locales, que con un triple de Marcos, consiguieron ponerse al frente. La victoria duró poco, porque Elliot volvió a aparecer para clavar un triple sobre la chicharra. Los equipos quedaron igualados en 55 de cara al último período.

Dos triples, uno de Elliot y otro de Hopson, le dieron a Quimsa la posibilidad de manejar el partido con ventaja. El local lo peleaba desde la actitud y empezó a anotar más seguido. Igualmente los santiagueños seguían con una alta efectividad en los ataques. El milrayitas no pudo aprovechar las oportunidades y a falta de 2’40», Romano clavó un triple y la visita se puso 75-68. Un triple de Reed le dio una luz a Peñarol que se puso a cuatro cuando restaba 1’10» para el final.

En el momento más caliente fue cuando apareció el juvenil, de 16 años, Juan Ignacio Marcos. Primero para asistir a Acuña y luego recuperar una pelota, para terminar metiendo el doble que le permitió a Peñarol igualar el partido. Otra gran defensa, que terminó con un doble con falta de Giorgetti, hizo estallar al Polideportivo. En la última jugada Hopson lo tuvo de 3 pero la pelota no entró y el conjunto de Richotti se quedó con un apasionante partido, en el que siempre estuvo en desventaja, pero logró recomponerse y sacarlo adelante.

Síntesis:

Peñarol (80): Juan Pablo Figueroa 13, Rob Reed 8, Franco Giorgetti 19, Alejandro Diez 4 y Roberto Acuña 10 (FI); Nicolás Zurschmitten 2, Jerónimo Barón 5, Juan Manuel Torres 12 y Juan Ignacio Marcos 7. DT: Marcelo Richotti.

Quimsa (Santiago del Estero) (77): Phillip Hopson 12, Carl Elliott Jr. 21, Aaron Harper 6, Nicolás Romano 11 y Robert Battle 8 (FI); Jaz Cowan 4, Fabián Sahdi 4, Tayavek Gallizzi 8, Luciano González 3 y Julián Ruiz 0. DT: Néstor García.

Parciales: 11-16, 28-37 y 55-55.
Árbitros: Fernando Sampietro y Rodrigo Castillo
Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas».


¿Qué problema hay?

Reparación Pc Computadoras, Notebooks, Laptops. Formateo e Instalación de Windows. Configuraciones y Actualizaciones. ¡ Optimizá y acelerá tu compu !


Wi-Fi más fuerte, negocios más fuertes.

Construimos redes Wi-Fi de alto rendimiento.

Deja un comentario

¿Y vos qué opinas?