La nueva Convergencia se define como “independentista” y defiende la república para Cataluña

Estelada en nueva Convergencia

Noticias de Cataluña

El Partido Demócrata Catalán aprueba el texto fundacional: será “demócrata, catalanista, independentista, europeísta y humanista” – Reagrupament mostró una estelada

Con buena parte de los objetivos situados en la elección del nombre y en la definición de la nueva estructura, el debate sobre el manifiesto fundacional de la nueva Convergencia se desarrolló con cierta tranquilidad. “En la planta de arriba se está más calmado”, señalaba un miembro de la cúpula en los pasillos del Centro de Convenciones Internacional de Barcelona. Artur Mas y Carles Puigdemont siguieron el debate sobre el documento, que apuesta por un “estado independiente en forma de república” como futuro nacional para Cataluña. Una definición calcada a la de la declaración de ruptura del 9-N, pactada entre Juntos por el Sí y la CUP. El partido, en parte, se define como “demócrata, catalanista, independentista, europeísta y humanista“.

“Esta definición aparece en el modelo de país que queremos”, puntualizaban la tarde asistentes a esta comisión, que tenía 801 miembros apuntados. El texto hace más explícita la apuesta por la independencia, teniendo en cuenta que el texto propuesto por la dirección –calcado del ideario que Mas fue desarrollando durante la legislatura pasada y en otros documentos internos de Convergència– evitaba definir la nueva formación como independentista.

El coordinador de régimen interno de CDC, Francisco Sánchez, aseguró que se había tumbado una enmienda que proponía apostar por la declaración unilateral de independencia (DUI). “Queremos que sea un texto sin fecha de caducidad”, señaló en rueda de prensa. Sin embargo, una enmienda de Reagrupament –que instaló una bandera estelada– ha permitido tener en cuenta la “unilateralidad” en caso de que el Estado bloquee todas las vías legales posibles hacia la plena soberanía.

El documento fundacional busca ser una síntesis entre la rama más socialdemócrata y la más liberal. La formación impulsada por Artur Mas, al que los dirigentes de CDC quieren presentar como “promotor del nuevo partido”ahora ya no es presidente de CDC, cargo que recae en Jacint Borràs, que se encarga de gestionar la hibernación–, mantiene que el objetivo es la “centralidad social”. La nueva herramienta celebrará durante los próximos meses una convención para ampliar los principios programáticos de cara a las futuras elecciones catalanas. Uno de los encargos internos que ha hecho Mas es el de construir un partido ideológicamente más fuerte que permita influir en la Constitución catalana.-

Barcelona (INCAT-ARA).-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *