La (esperada) dama de hierro

La (esperada) dama de hierro

MargaretThatcher, ex primera ministra, ahora en sus 80, se encuentra desayunando en sucasa de Chester Square en Londres. A pesar de que su marido, Denis, fallecióhace un par de años, la decisión de deshacerse finalmente de su ropa, provocaen ella recuerdos convulsos. Mientras Thatcher se prepara para su rutinadiaria, la imagen de su marido – leal, cariñoso y travieso – es tan real queparece estar vivo. 

El personal deMargaret habla con Carol Thatcher para expresar su preocupación sobre lacreciente confusión que sufre su madre entre el pasado y el presente. Estapreocupación aumenta durante una cena en la que Margaret cautiva a susinvitados para poco después distraerse ante las memorias de la noche en la queconoció a Denis, hace 60 años. 


La (esperada) dama de hierro

Una vez que losinvitados se han marchado, Margaret se retira a sus aposentos pero no logradormir. Se levanta, desempolva unas viejas películas caseras y se dispone amirarlas, reflexionando así sobre los sacrificios personales que hizo paraalcanzar sus objetivos profesionales. 

Al día siguiente,Carol convence a su madre para ver a un doctor. Margaret insiste en que no leocurre nada. Al doctor no le revela los intensos recuerdos de su pasado, queahora invaden sus días. 

En Chester Square,Margaret lucha contra la marea de recuerdos que le asolan. Termina de guardarlas pertenencias de Denis y reafirma su independencia. Seguirá viviendo con susmemorias pero se da cuenta de que tiene una vida en el presente. Una vida mássencilla pero que merece la pena seguir viviendo. 

La (esperada) dama de hierro


La (esperada) dama de hierro

¿Qué problema hay?

Reparación Pc Computadoras, Notebooks, Laptops. Formateo e Instalación de Windows. Configuraciones y Actualizaciones. ¡ Optimizá y acelerá tu compu !


Gonzalo Patrone

Periodista recibido en Instituto Superior deporTEA en 1999. Redactor de Puntonoticias desde 2004. En radio La Red FM 91.3 está a cargo del área periodística y desde 2000 conduce programa al mediodía...

Deja un comentario

¿Y vos qué opinas?