“La Asignación Universal por Hijo se devaluó y es necesario recuperar ingresos para garantizar derechos”

Así lo sostuvo el Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello. que se refirió a la reducción en el poder de compra de los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y de las Asignaciones Familiares.

El Defensor del Pueblo Adjunto de la Provincia Walter Martello advirtió el deterioro socioeconómico que se observa en torno a la evolución del poder adquisitivo de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

“Nos encontramos que actualmente los beneficiarios pueden comprar muchísimos menos alimentos de primera necesidad que hace dos años”, explicó Martello, quien está a cargo del Observatorio de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Defensoría del Pueblo bonaerense.

En ese sentido, detalló que con el monto actual de la AUH “se compra 3, 7 kilos menos de pollo, medio kilo menos de carne, 12 litros menos de leche y 4,8 kilos de arroz, respecto a lo que se podía adquirir en 2016”.

“La AUH es la principal política del Estado para contener la situación social, pero está resultando insuficiente y pierde la carrera contra la inflación. Es necesario priorizar y reforzar las partidas presupuestarias de los programas sociales a nivel nacional y provincial. El nuevo impuesto al juego on line y a los premios de las tragamonedas podrían aportar una parte de esos recursos en la Provincia. Sólo con el juego on line, se calcula que recaudará 1400 millones en 2019, cifra siete veces superior al presupuesto actual del Programa Envión, el cual está destinado a chicos de entre 12 y 21 años que se encuentran en situación de vulnerabilidad social”.

Cabe destacar que la ley 13928 de la Provincia, en sintonía con la observación general 19 sobre Inversión en Infancia del Comité de Derechos del Niño, establece que el Estado bonaerense debe garantizar «la asignación privilegiada de recursos públicos en las áreas relacionadas con la promoción y protección de la niñez».

Martello consideró que “los consejos locales pueden funcionar como un importante primer dique de contención a la hora de intervenir ante la vulneración de derechos de niñas, niños y adolescentes. Pero lamentablemente estos espacios, contemplados por el marco normativo vigente, en varios municipios no están funcionando o ni siquiera fueron creados”.

El Defensor del Pueblo Adjunto también destacó que el financiamiento de los programas sociales viene arrastrando un serio problema desde hace más de una década. “En 2006, el Ministerio de Desarrollo recibía poco más del 5% de los recursos totales de la Provincia y desde ese momento, con algunos vaivenes, comenzó a reducirse la incidencia. Hoy nos encontramos con que las políticas sociales solo recibirán en 2019 el 2,51%.  De haberse mantenido la asignación de 2006, en términos porcentuales, al Ministerio de Desarrollo Social le correspondería en 2019 $47.000 millones más que lo pautado, es decir, el doble del presupuesto”, concluyó Martello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *