Jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense trazó un balance durante Encuentro Nacional de Justicia Penal

El doctor Xavier Areses planteó el análisis de lo efectuado en materia penitenciaria, logros obtenidos y revisión de aquellos aspectos sobre los cuales hay que continuar trabajando en su profundización.

Jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense trazó un balance durante Encuentro Nacional de Justicia Penal

El Jefe del Servicio Penitenciario de la provincia de Buenos Aires, Xavier Areses  participó del “XIV Encuentro Nacional de la Justicia de Ejecución Penal,” organizado por la Asociación Argentina de la Justicia de Ejecución Penal que se  llevó a cabo en la ciudad de Mar del Plata. 

El Dr. Areses encabezó el panel de la mesa “Administración Carcelaria, Trabajo y Deporte en Contexto de Encierro” acompañado por  Fernando Ávila Funcionario del Tribunal Oral Nº 1 del Dto. Judicial Necochea, Director del campus virtual de Asociación Pensamiento Penal, Elsa Porta , ex Jueza de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo de la Capital Federal, Esteban Viñas Juez de la Cámara de Apelaciones y Garantías del Departamento Judicial de Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires. 

En  su presentación, Areses  planteó el análisis de lo efectuado  en materia penitenciaria, logros obtenidos y revisión de aquellos aspectos sobre los cuales hay que continuar trabajando en su profundización. Además resaltó la necesidad que tuvieron de no centrarse solamente en debatir la problemática de la superpoblación sino incluir como temática la reformulación profunda  del sistema desde una visión tratamental que requiere de continuar un trabajo en conjunto con los diferentes actores del sistema y de toda la sociedad.

El Jefe del Servicio Penitenciario expuso el trabajo que se realizó para llevar a cabo la reformulación trazada,  cuyos ejes centrales fueron resocialización, transparencia e incorporación de tecnología.

La incorporación de la tecnología al Servicio Penitenciario fue significativa y repercutió favorablemente en el poder judicial,  permitiendo disminuir costos y optimizar recursos.

“Para exigirle  más y mejores servicios a la organización tuvimos  que plantear políticas públicas que acompañaran con acciones  coherentes, y eso significa, poner en claro los objetivos, procedimientos, capacitar, cuidar al personal, evaluaciones justas, reconocimiento a la mujer,  ya que un Servicio Penitenciario con todas las características señaladas, podrá estar en condiciones de obtener resultados óptimos o de excelencia “expresó Areses.

Durante el encuentro  mostró en imágenes y estadísticas el desarrollo productivo que se alcanzó en diferentes cárceles provinciales, resaltando que “a pesar de que son miles de personas privadas de la libertad las que están trabajando en diferentes oficios,  hay que seguir esa línea y profundizarla para que sean cada vez más. Si bien se llevan a cabo grandes proyectos en los talleres en contexto de encierro, como chapa y pintura, marroquinería, panadería, producción de ostias, armado de señalética en el sistema  Braille , entre otros, la máxima autoridad Penitenciaria, indicó el impacto que tuvo la confección de mobiliario para donar a jardines de infantes, señalando que la donación les genera una gran motivación a las personas privadas de la libertad.

Areses explicó la importancia del convenio con el INTA ya que a través de sus capacitaciones, permitió formar a internos en ese campo  y lograr – a través de las huertas –la auto sustentabilidad en distintas cárceles bonaerenses y remarcó que todas deben llegar a esa modalidad de abastecimiento.

El Jefe del SPB destacó  la propuesta llevada a cabo en prevención de escenarios críticos  que contó con más de trescientos simulacros de incendio realizados  en las cárceles bonaerenses, posicionando al organismo como referente en esta temática en América, transmitiendo además esa experiencia  a diversos servicios penitenciarios, lo que les ha permitido planificar sus propias propuestas basadas en las del SPB.

Para finalizar, el funcionario se  refirió al proyecto que se lanzó y que permitió lograr que las 63 unidades (55 unidades penitenciarias y 8 alcaidías) tengan su biblioteca con miles de ejemplares , desarrollando  el concepto de que “ un libro es Libertad”. La campaña se lleva a cabo con éxito y se obtuvieron gran cantidad de donaciones de diferentes organismos estatales, ámbito privado, ONG, Colegios de profesionales y otras   personas interesadas en colaborar.

 “Se  están armando pabellones literarios –ya funcionan  8- para que se lleven a cabo dos veces por semana alguna actividad literaria a través del trabajo voluntario de la sociedad. El objetivo es  sumar cultura y asimismo lograr cambios positivos en la conducta de las personas privadas de su libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *