Interna de la UP 50 capacita a sus compañeras como apuesta al futuro

Dentro de los cursos y talleres hay uno particular: el curso de camarera que es dictado por una de las internas.

En la unidad penal nº50 las internas son alentadas a capacitarse en los diversos niveles de educación formal y no formal. Dentro de los cursos y talleres hay uno particular: el curso de camarera que es dictado por una de las internas.

Después de terminada la primer clase, las alumnas se retiran y Fabiana nos cuenta que cuando el personal de tratamiento le propuso capacitar a sus compañeras no lo podía creer. La idea surgió porque ella siempre ayuda a las alumnas del secundario con las tareas y es un referente dentro de la unidad. Además es de profesión camarera.

Así empezaron a darle forma al curso para internas de “camarera/comis” que sería dictado por Fabiana, quien nos cuenta que cuando empezó a estudiar para camarera, ante la falta de recursos tuvo que solicitar una beca que mantenía sólo con notas de 7 a 10, y que gracias al esfuerzo la mantuvo durante los tres años.

Hoy como capacitadora, organizó un taller de 12 clases de una hora, que comienza con conocimientos básicos como comis, hasta llegar a organización de eventos, pasando por camarera, barwoman y enología.

Nos cuenta que está “orgullosa de haber trabajado atendiendo en restaurantes importantes de la ciudad, en casas de eventos, atendiendo a políticos importantes y hasta a un expresidente”, y que por eso quiere que sus compañeras “aprendan que es ser camarera y que no es sólo llevar una bandeja”, desea que “conozcan los beneficios de saber y estudiar y que esto les puede servir mucho porque Mar del Plata es muy turístico”.

Fabiana nos confiesa que al principio debió superar la vergüenza pero que gracias al apoyo del personal se animó y esto la ayudo a superar la depresión “ya que dentro del aula  siento que estoy en otro mundo y que puedo ser útil para mis compañeras dándoles algo bueno para que se lleven de la unidad”.

Admite que se emociona al recibir el agradecimiento de las familias de las alumnas por la dedicación, y busca inculcarles algo que les sirva, porque  según nos dice “si bien cometí un error y estoy en la unidad, siempre estoy pensando en avanzar”, ahora su meta es cuando salga tener su propio bar con minutas, y desea que sus alumnas puedan hacer lo mismo y por eso les transmite la pasión que  tiene por esta profesión  y eso la hace feliz.

Carla Galossi Villagra

Prensa U-50

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *