Accidente cerebrovascular: en la Argentina se producen más de 50 mil por año

Este viernes 29 de octubre se conmemora en todo el planeta el Día Mundial del ACV (Accidente Cerebrovascular), una situación que en la Argentina se presenta en más de 50 mil nuevos casos cada año y que constituye la primera causa de discapacidad y la tercera causa de muerte.

Buenos Aires, 27 de octubre de 2021 – Repentina sensación de hormigueo o debilidad en los músculos del rostro, brazo o pierna -especialmente localizados en una mitad del cuerpo-, dificultad repentina para hablar o comprender, problemas súbitos de visión en un ojo o en los campos visuales de ambos ojos, problemas para caminar, mareos, pérdida de equilibrio o de coordinación y dolor de cabeza sin causa conocida; estos son algunos de los síntomas que pueden presentarse solos o en conjunto ante la aparición de un accidente cerebrovascular (ACV).

En la Argentina se estima que se producen cada año entre 50 mil y 60 mil ACV, lo que equivale en promedio a 1 cada 9 minutos1. Además, según el último Boletín de Estadísticas Vitales (DEIS) del Ministerio de Salud de la Nación, en 2019 fallecieron en el país 18.975 personas por enfermedades cerebrovasculares, entre las que el ACV es una de las principales. Constituye la primera causa de discapacidad en Argentina y la tercera causa de muerte2. A nivel global se ha establecido un día para ayudar a mejorar la conciencia sobre esta enfermedad, que es el 29 de octubre, instituido como el Día Mundial del ACV.

“Ante la presencia de un accidente cerebrovascular es fundamental el tratamiento inmediato: actuar tempranamente puede reducir al mínimo el daño cerebral y la posibilidad de complicaciones. Cuanto más tardemos en tratar adecuadamente un ACV, mayor es el riesgo de daño cerebral. Mueren aproximadamente 2 millones de neuronas cerebrales por minuto. Contamos con un primer tratamiento para los ACV que tiene una “ventana terapéutica” de solamente 4 horas y 30 minutos. Actualmente hay otros tratamientos disponibles que amplían esta ventana terapéutica hasta 24 hs en casos seleccionados”, afirmó la Dra. María Martha Esnaola y Rojas, médica neuróloga, Jefa del Servicio de Neurología del Hospital Dr. César Milstein. “En contrapartida, recibir tratamiento en forma temprana puede disminuir las probabilidades de sufrir secuelas mayores”, completó.

Entre otras, el ACV puede dejar secuelas vinculadas a la motricidad, la sensibilidad, el habla, el lenguaje, la deglución, la vista, las funciones cognitivas y el estado de ánimo del individuo. Particularmente los problemas en la deglución, también conocidos como ‘disfagia’, consisten en la dificultad de tragar, ya sea alimentos, bebidas o hasta la propia saliva y representan un riesgo elevado de complicaciones asociadas, como neumonía por aspiración, deshidratación y malnutrición.

“La disfagia puede causar dificultades nutricionales y respiratorias, perjudica la calidad de vida y puede llegar incluso a producir la muerte. Es una complicación muy frecuente en pacientes con ACV, pero también se presenta en casos avanzados de enfermedades neurológicas o neurodegenerativas como, entre otras, Parkinson, Alzheimer, Miastenia Gravis o esclerosis lateral amiotrófica (ELA), y también se puede manifestar en algunos casos de cáncer de cabeza y cuello y la hemos observado en pacientes críticos con afecciones respiratorias agudas producidas por el coronavirus SARS CoV-2”, sostuvo la doctora en Fonoaudiología Valeria Ton, presidenta de la Asociación Argentina de Disfagia (AAD).

La prevalencia de disfagia en eventos agudos de ACV se encuentra entre el 28 y el 65%. Si bien la mayoría de los pacientes recupera la deglución en los primeros días luego del episodio, entre el 11 al 50% tienen todavía disfagia a los seis meses5. Y la complicación más temida de la disfagia, que es la neumonía por aspiración, puede ocurrir hasta en 4 de cada 10 pacientes con ACV5.

Además, la disfagia contribuye a que el paciente paulatinamente se vaya desnutriendo, presente una disminución progresiva de su masa muscular y desarrolle problemas óseos que podrían impactar negativamente en su recuperación, con mayor riesgo de caídas y un condicionamiento de su autonomía.

“Aquellos signos principales que pueden estar indicando la presencia de disfagia y que requieren una evaluación a cargo de un equipo multidisciplinario, son tos o ahogos al comer, disfonía, voz húmeda luego de deglutir, dolor al tragar, babeo, problemas para armar el bolo alimenticio y dificultad para cerrar bien los labios”, informó la Dra. Ton, quien también esJefa del Servicio de Fonoaudiología Clínica de CIAREC (Clínica de Internación Aguda, Rehabilitación y Cirugía). “Todo paciente con un ACV debe ser evaluado antes de comenzar a tomar líquidos o a comer por boca luego del evento”, completó.

Para la Lic. en Nutrición María Laura Ferreira, miembro del Equipo Interdisciplinario de Disfagia del Hospital General de Agudos ‘Dr. Cosme Argerich’, hasta el 62% de las personas con ACV experimentan desnutrición, que se correlaciona con una mayor mortalidad a largo plazo y dependencia funcional, pero de todas las causas de desnutrición en estos pacientes, la más predominante es la disfagia, que también tiene una fuerte correlación con la aspiración y la neumonía.

Para el tratamiento de la disfagia, las especialistas coinciden en que la base es una terapia rehabilitadora, donde se estimula y ejercita el mecanismo deglutorio con distintas estrategias posturales, conductuales, maniobras deglutorias e intervenciones sensoriales, entre otras.

El tipo de alimentación que el paciente con disfagia requiere es muy individual y debe personalizarse en función de la evaluación deglutoria que se le haya realizado. En general se prefieren consistencias blandas, suaves, homogéneas, húmedas, que requieran nada o poca masticación, sin dobles consistencias. Idealmente, ingestas de poca cantidad, ofrecidas varias veces en el día, bien enriquecidas.

“En general, los líquidos suelen presentar las mayores dificultades ya que discurren con facilidad y son difíciles de controlar en la cavidad oral, aumentando el riesgo de aspiración a la vía respiratoria. En este sentido, la utilización de espesantes que aporten mayor consistencia a los líquidos es una estrategia efectiva que hace más seguro su consumo”, consignó la Lic. Ferreira, que también es miembro del Grupo de Estudio de Disfagia de la Asociación Argentina de Nutrición Enteral y Parenteral (AANEP).

Estos ‘espesantes instantáneos’ son productos que ayudan a mantener la consistencia de los alimentos y bebidas y a hacer más segura la deglución. Contribuyen a lograr la consistencia deseada de alimentos y bebidas y a evitar la deshidratación en estos pacientes.

Para aquellos casos en que el individuo no pueda comer por boca, la vía de alimentación de elección es la alimentación enteral, que es la que se administra a través de una sonda y que permite aportar todos los nutrientes necesarios para mantenerse saludable.

Acerca del ACV

El ACV es un tipo de enfermedad neurológica que afecta a los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro reduciendo o interrumpiendo el suministro de sangre hacia una parte del cerebro. Cuando una persona sufre un ACV las células cerebrales mueren en minutos, por este motivo, representa una urgencia médica.

Es fundamental su tratamiento inmediato. Actuar tempranamente puede reducir al mínimo el daño cerebral y la posibilidad de complicaciones. Cuanto más tiempo duren los síntomas del accidente cerebrovascular, mayor es el riesgo de daño cerebral.

Hay dos tipos de ACV. El ACV ‘isquémico’, que es el más frecuente, abarca el 85% de los casos y ocurre cuando un coágulo obstruye un vaso que lleva sangre al cerebro. La arteria se obstruye o se vuelve más estrecha, lo que corta o reduce el flujo sanguíneo hacia las neuronas. El otro es el ACV ‘hemorrágico’, que representa el 15% restante y sucede cuando se rompe un vaso sanguíneo del cerebro y se produce una extravasación de sangre (hemorragia cerebral) que puede causar daño al tejido cerebral.

Existe un tercer tipo de evento neurovascular, que se llama “accidente isquémico transitorio’ (AIT), que produce síntomas similares a los de un ACV, pero suele durar menos tiempo.Estos eventos neurovasculares no causan daños permanentes. Sin embargo, son un fuerte indicio de que la persona podría sufrir un ACV en el futuro. Es importante destacar que las personas que han sufrido un ACV tienen mayor riesgo de padecer otro.

Entre los principales factores de riesgo para sufrir un ACV se encuentra la hipertensión no controlada (presente en casi 8 de cada 10 pacientes), la diabetes (en 2 de cada 10), el tabaquismo (incrementa el riesgo entre un 50 y un 70%, con mayor impacto en las mujeres), el colesterol elevado, el alcoholismo, la obesidad, el sedentarismo y enfermedades cardíacas como fibrilación auricular y apnea del sueño.

“La buena noticia es que el ACV es prevenible en el 80% de los casos. Esto incluye realizar un control anual de salud, llevar un estilo de vida saludable, controlar la presión arterial y la glucosa en sangre, realizar actividad física sostenida, mantener una alimentación sana (dieta de patrón mediterráneo: incremento en la ingesta de frutas y verduras, con reducción del consumo de sal y de grasas saturadas y disminución del consumo de carnes), controlar el estrés y no fumar”, concluyó la Dra. Esnaola y Rojas.

Advierten por la participación de niños y niñas en un polémico Juego del Calamar

Ocurrió en un shopping de Avellaneda y motivó la intervención del Ombudsman de ese municipio. La directora de la Asociación “Libres de Bullying”, licenciada María Zysman, y el Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, Walter Martello, elaboraron una declaración conjunta para concientizar sobre la necesidad de reforzar la prevención.

Desde la Defensoría del Pueblo y la Asociación Libres de Bullying advirtieron por la participación de niños y niñas en un polémico Juego del Calamar recreado en Avellaneda.

Consideraron que se debe realizar un abordaje diferente respecto a estos tipos de productos culturales que, en el caso de la serie de Netflix, están calificados para mayores de 16 años.

El documento elaborado por Zysman y Martello destaca que “cuando el juego (incluso los juegos “violentos” o agresivos) es planteado y organizado por los mismos niños podemos pensar en lo saludable del mismo. Podemos acompañarlo e incluso intervenir activamente. Cuando el juego es propuesto (¿impuesto?) por el afuera, y además es sumamente violento, es grave”.

“En los últimos días hemos recibido pedidos de ayuda ante la ´propuesta` de un shopping de Avellaneda que consiste en recrear uno de los juegos de la serie. En el patio de comidas del establecimiento instalaron una muñeca gigante (idéntica a la del primer juego de la serie) alrededor de la cual chiquitos de 6, 7 años corren (semáforo rojo, semáforo verde o uno dos tres cigarrillos cuarentaytres) y deben detenerse cuando la muñeca lo dice. El que no lo hace sufre el disparo de soldados (recrean a los de la serie) ubicados alrededor del círculo”, agrega.

“¿Cuál es el límite entre las propuestas empresariales y los derechos de los niños, niñas y adolescentes? ¿Se le puede ofrecer “cualquier cosa” a los niños y las niñas? ¿Todo es excusa para convocar a las familias a un patio de comidas?”, se preguntan en la declaración.

Concluyen: “Sabemos que los chicos expresan con el cuerpo, la conducta o el juego, aquello que los atraviesa y les preocupa. Generemos espacios de expresión y acompañamiento, ofrezcamos nuestra mirada, nuestros brazos, nuestra escucha para que nos cuenten sus miedos y dolores. Recibamos los sufrimientos infantiles. Recibámoslos, no los generemos buscando ganar dinero”.

Martello se encuentra a cargo del Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Defensoría del Pueblo bonaerense. En tanto, Zysman es Licenciada en Psicopedagogía y capacitadora de equipos directivos y docentes; facilitadora de talleres de prevención de bullying para alumnos, realizados en toda la Argentina y en varios países de la región.

“La Ley de Etiquetado es un logro histórico y sus efectos positivos están comprobados”

Así lo afirmó el Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, tras la sanción definitiva al proyecto de la Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos.

El Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, celebró la sanción definitiva al proyecto de la Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos.

Martello explicó que “ahora necesitamos una rápida reglamentación de la ley para que los efectos positivos de este nuevo sistema, registrados y documentados en otros países, puedan vislumbrarse en la Argentina”.

En ese sentido, el Defensor del Pueblo Adjunto, que tiene a su cargo el Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (NNyA), sostuvo que esta Ley es una herramienta indispensable para contrarrestar los elevados índices sobrepeso (obesidad + exceso de peso) que afecta al 41,1% de los NNyA de entre 5 y 17 años en nuestro país.

En lo que se refiere específicamente a la obesidad, las últimas cifras oficiales muestran que los indicadores más preocupantes se encuentran entre los sectores de menores ingresos: mientras que el quintil 1 registra 20,3% de NNyA obesos, la tasa es de 18,4% en el quintil 5.

“Desde el Observatorio de Derechos de NNyA de la Defensoría del Pueblo venimos planteando desde el año 2018 que era necesaria esta reforma. Los datos oficiales nos muestran que la obesidad infantil impacta con más fuerza en los sectores socialmente más postergados. El etiquetado frontal democratiza la información nutricional de forma clara, sencilla y comprensible para toda la población”, explicó Martello.

Otros efectos positivos de este sistema se pueden ver a partir de lo registrado en Chile. Un reciente estudio, publicado en la prestigiosa revista científica The Lancet, no deja lugar a dudas:

  • Se observaron descensos significativos en las compras de calorías, azúcar, grasa saturada y sodio, lo cual fue motivado por la reducción en las compras de productos comestibles y bebidas poco saludables “altos-en” en estos nutrientes (productos con etiqueta).
  • En comestibles y bebidas ricos en calorías, las compras descendieron un 24% (49 kcal) diariamente por persona; las compras de azúcar descendieron un 27% (21 kcal) por persona al día, las de grasas saturadas descendieron un 16% (6 kcal) por persona al día y las de sodio descendieron un 37% (97 mg) por persona al día.
  • Las compras de los siguientes productos “altos-en” en estos contenidos disminuyeron significativamente: jugos de frutas y verduras industrializados (-47%), bebidas y sustitutos lácteos (-31%), condimentos y salsas (-33%), carnes, aves y sustitutos de la carne (-11%), cereales para el desayuno (11%) y dulces y postres a base de cereales (-8%).
  • Estas disminuciones también se observaron al analizar todas las compras de alimentos y bebidas, aunque se observaron aumentos en las compras de productos sin etiquetas de advertencia

Asimismo, también se viene registrando resultados alentadores en México y Uruguay, según Unicef: Se llevaron a cabo grupos focales con niños y niñas de entre 10 y 12 años y adolescentes de 15 a 18 años, entre quienes se comprobó que los octágonos negros tienen altos niveles de comprensión.

En el caso de México, la evidencia reciente indica de igual forma que niñas y niños en edad escolar con un bajo nivel socioeconómico entienden el etiquetado octagonal similar al de Chile.

En Uruguay, un estudio realizado con estudiantes de primaria mostró que un etiquetado frontal tiene un alto potencial para desincentivar el consumo de productos empacados no saludables. El efecto del etiquetado disminuye cuando el empaque lleva personajes u otros elementos que atraen la atención.

Nuevos lineamientos para la presencialidad plena en las escuelas de la Provincia

Una vez que la población total de entre 3 a 17 años de la Provincia alcance la cobertura de vacunación del 50 por ciento, con al menos una dosis, ya no se requerirá el uso del tapaboca en los espacios abiertos del ámbito escolar.

A partir del gran avance de la campaña de vacunación en PBA, la actual situación epidemiológica alcanzada y el cumplimiento de las medidas de cuidado en las escuelas, la Dirección General de Cultura y Educación aprobó los nuevos Lineamientos para la presencialidad en los establecimientos educativos de la provincia de Buenos Aires en contexto de Covid-19.

El documento actualiza las pautas de implementación para la presencialidad plena y cuidada en los establecimientos educativos de todos los niveles y modalidades de gestión estatal y privada, reemplazando al Plan Jurisdiccional para el regreso seguro a las clases presenciales vigente hasta hoy.

Fue elaborado por la Dirección General de Cultura y Educación y el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires considerando los avances científicos y las recomendaciones internacionales. También incorporó los aportes realizados por la Comisión Jurisdiccional Mixta de Salud y Seguridad en el Trabajo, integrada por representantes de las y los trabajadores de la educación.

Entre las novedades que establecen estos lineamientos, se definió que una vez que la población total de 3 a 17 años de la Provincia alcance una cobertura de vacunación del 50 por ciento con al menos una dosis –situación que será debidamente anunciada por las autoridades sanitarias– no se requerirá el uso del tapaboca en los espacios abiertos del ámbito escolar. La obligatoriedad se mantendrá exclusivamente para espacios cerrados.  

Se actualiza el protocolo de actuación ante un caso sospechoso o confirmado de Covid-19 en estudiantes, trabajadoras y trabajadores de la escuela. A partir de ahora, ante la presencia de un caso sospechoso se aguardará el resultado de la prueba de laboratorio para la adopción de la conducta de aislamiento del grupo, extremando las medidas de cuidado.

Si el caso se confirma y es docente, habiéndose mantenido el distanciamiento preventivo y utilizado el equipo de protección personal adecuado desde las 48 horas antes de tener síntomas o de la realización del test, se aísla solamente el caso confirmado, sin que se requiera el aislamiento de los cursos con los que haya estado.

Por otra parte, si el caso confirmado por laboratorio corresponde a una o un estudiante, se deberá aislar a las y los estudiantes del grupo al cual pertenece, toda vez que hayan estado en contacto estrecho desde 48 horas antes del inicio del síntoma o de la toma de la muestra.

Los contactos estrechos de un caso confirmado (y que no presentaron síntomas) podrán regresar luego de los 10 días del último contacto o con resultado negativo de test realizado a partir del séptimo día desde el último contacto con el caso. Se recomienda que los contactos estrechos se realicen los hisopados.

En todos los establecimientos educativos de la provincia de Buenos Aires se continuará con todas las medidas para la presencialidad plena y cuidada: la ventilación permanente de las aulas y espacios comunes, la distancia de dos metros con las y los docentes, la higiene de manos en forma frecuente, la limpieza y desinfección de los espacios físicos y las acciones de vigilancia epidemiológica activa, entre otras.

En las escuelas ya no se requerirá el ingreso y egreso escalonado de los diferentes cursos, ni la toma de temperatura al ingresar al edificio. Las escuelas de gestión estatal mantendrán la utilización de los medidores de dióxido de carbono para verificar la correcta ventilación de los ambientes en la escuela, mitigando el riesgo de contagio de enfermedades respiratorias.

Pese al amparo judicial, le niegan tratamiento a un joven con esclerosis múltiple

Una grave y acuciante situación atraviesa el marplatense Agustín Párraga, quien padece esclerosis múltiple y a pesar “de estar al día con las cuotas” ,sumado al dictado de un amparo judicial la prepaga se niega a cubrir el tratamiento del cual depende su vida.

Una grave y acuciante situación atraviesa el marplatense Agustín Párraga, quien padece esclerosis múltiple y a pesar “de estar al día con las cuotas” ,sumado al dictado de un amparo judicial la prepaga se niega a cubrir el tratamiento del cual depende su vida.

El joven padece esclerosis múltiple desde mayo de 2012. Se trata de una enfermedad neurológica crónica, de origen autoinmune que afecta distintas zonas como el cerebro, cerebelo, tronco cerebral, médula espinal y nervios ópticos. Presenta placas de inflamación, desmielinización (pérdida de mielina) y daño axonal (neurodegeneración). La neurodegeneración está relacionada con la progresión de la discapacidad.

Según explicó Agustín, “la esclerosis múltiple enfermedad requiere un tratamiento que se pueda adaptar a mi cuerpo”. Sin embargo “la prepaga Thema, que soy cliente desde el año 2011, no cubre el tratamiento que necesitoAgotando todos los pasos burocráticos e incumpliendo las leyes de discapacidad y la ley de enfermedades poco frecuentes, ante la negativa inicié recurso de amparo que tampoco acatan aunque ya el juez falló a mi favor”, señaló.

“La escleroris múltiple se encuentra en un momento muy activo y ante la negativa de Thema de aceptar el tratamiento indicado por mis neurólogos especialistas, la enfermedad avanza en el tiempo. afectando al 100% mi calidad de vida y haciendo que vaya sufriendo distintas recaídas y el avance de la discapacidad”, graficó Párraga el angustiante cuadro de situación.

“El tratamiento que requiero ahora -agregó- es tomar cladribina mavenclad, virosol y vitamina D”.

Por último, Agustín Párraga consignó: “La enfermedad activa significa que he tenido nuevas lesiones en el cerebro, que se ven en la última resonancia magnética y que repercutieron con diferentes síntomas en mi cuerpo, afectando mi calidad de vida”.