Francisco está preocupado por la desocupación en Argentina

Francisco está preocupado por la desocupación en Argentina

Así lo expresó el Sumo Pontífice en una carta enviada al monseñor José María Arancedo, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.

El Papa Francisco pidió la intercesión de #SanCayetano, cuya festividad se celebra el domingo 7 de agosto, para que a los argentinos no les falte “pan y trabajo”. También se refirió a la dificultad de conseguir empleo en nuestro país, en momentos “en los cuales los índices de desocupación son significativamente altos”.

#Francisco se expresó a través de la carta enviada hoy al presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, un día después de llegar a Roma desde Polonia. Allí encabezó la XXXI Jornada Mundial de la Juventud.

“Dentro de pocos días celebramos la fiesta de San Cayetano. Por medio tuyo quiero hacer llegar mi saludo y bendición a tantos hombres y mujeres que se congregarán en los diversos templos del país dedicados al Santo para pedir pan y trabajo o para agradecer el hecho de que no les falte”, comienza la carta de Francisco en la que conmovido recuerda cómo vivía los 7 de agosto en Buenos Aires, cuando pasaba horas recorriendo la fila de fieles para entrar al santuario.

“La misa en el Santuario de Liniers y luego el recorrido de la cola de la gente hasta el estadio de Vélez. Saludar, escuchar, acompañar la fe de ese pueblo sencillo y tantas veces, ante la angustia de hombres y mujeres que quieren y buscan trabajo y no encuentran, sólo atinaba a un apretón de manos, una caricia, mirar esos ojos humedecidos de dolor, y llorar dentro. Llorar sí, porque es duro cruzar tu vida con un padre de familia que quiere trabajar y no tiene posibilidad de lograrlo”, expresa el Papa argentino en la carta.

En ese marco pide a San Cayetano que los argentinos tengan “pan y trabajo” y afirma: “El pan es más fácil conseguirlo porque siempre hay alguna persona o institución buena que te lo acerca, al menos en Argentina donde nuestro pueblo es tan solidario. Hay lugares en el mundo que ni esa posibilidad tienen”.

A continuación, el texto original de la carta:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *