Facundo Alvanezzi: La competencia es la riqueza intelectual de compartir, lo que te va a nutrir para el fútbol importante.

Facundo Alvanezzi nos cuenta su paso por Europa durante su último perfeccionamiento como formador de futbolistas.

Mi perfeccionamiento docente por Europa fue para poder enriquecerme de una mirada diferente, adquiriendo nuevas herramientas para achicar los márgenes de error en nuestro deporte.

Menotti, Valdano, Bielsa, Guardiola, Amor, Blanco, Pochettino, Cruyff, son mis referentes más admirados.

Me entreviste con gente de la Federación del fútbol español y de Madrid. Con Jorge Valdano, Pablo Blanco del Sevilla y demás entrenadores de nivel.

Estuve durante tres meses aprendiendo todas las metodologías de fútbol y de los formadores para bajar la información al futbolista. Esto que es muy distinto como se logra en cada liga, porque principalmente, se invierten otros tiempos a diferencia del fútbol nuestro.

En una sociedad de velocidad extrema, ellos me cultivaron y transmitieron seguridad conceptual. Educándome con sus sabios conceptos de jerarquía para consolidar mi estilo…que es el de ellos. Yo solo soy un aprendiz de la docencia y la decencia.

Enseñar en un futbol de elite no es para cualquiera, durante este tiempo que estuve allí aprendiendo doy fe que no es para aquellos que deseen experimentar. Hay que tener un nivel de formación muy alto de asimilación y transferencia de ideas.

Debemos aggiornamos para ir en la búsqueda de los conocimientos de los entrenadores mencionados para iniciar un cambio profundo de nuestra geografía futbolera.

Hay que salir en la búsqueda de la información para interiorizar al futbolista como corresponde. Hay que estar al día, viajando para no quedarse atrás.
Vengo de entrevistarme con varios de ellos. Social y culturalmente están por sobre la media de la sociedad, son respetados y admirados en el mundo entero por sus capacidades y conocimientos.

Pienso que esto tiene que ser un proyecto, una idea para perfeccionarse y seguir creciendo de manera individual y colectivo. Ayudados por las cabezas dirigenciales para continuar progresando cómo formadores e instituciones de primer nivel.

No se necesita un desembolso astronómico para el desarrollo de nuestro fútbol, solo saber cómo y cuándo actuar.

Esto es una inversión para cultivar relaciones con un perfeccionamiento constante donde se va a adquirir conocimientos para saber si los podemos aplicar a nuestro futbol o no. Es para darse cuenta si uno esta lejos o está cerca del entendimiento del juego.

No tengo palabras para agradecer la caballerosidad de Jorge Valdano, Pablo Blanco y  los referentes del fútbol español de élite.

Considero que la historia la han escrito ellos…y la seguirán escribiendo.

Facundo Alvanezzi

Yo debo ser un simple transmisor de sus ideas para acercarme pacientemente a los jóvenes futbolistas, que deseen transitar el terreno fértil del juego como arte.

Siendo un simple formador de a pie tuve el honor de ser recibido para seguir mi aprendizaje.

Creo que nuestro fútbol debe mejorar notablemente en todos los aspectos.
Y como se logra eso? Desde lo estrictamente deportivo entrenando la salida desde abajo, el mejoramiento de la técnica  individual, las combinaciones para continuar elaborando, aspectos  coordinarnos y conceptuales simples y todo un bagaje  de tecnicismos asociados  a la evolución del juego.

Aquí debemos observar como jugadores de la talla de Messi, Zidane, Riquelme, Pirlo, Busquet, Xavi, Iniesta y tantos más, son considerados exponentes mundiales no por como corren, sino por como juegan o han jugado.

“ Que es lo mejor que le puede pasar a un futbolista en la formación de elite ?… que jueguen mucho y se equivoque mas aun…

Pep Guardiola

Aquí agrego un párrafo sobre la inteligencia para jugar, sumándole la velocidad mental por sobre lo físico.

Hay que plantear un trabajo serio de formación en el fútbol argentino,de manera progresivo en forma general y social, desde como se le enseña los fundamentos hasta la educación que nos codea con el mundo.

Facundo Alvanezzi

Cual es el momento para equivocarse ?

Podes equivocarte al momento de tomar la pelota desde una salida por una mala decisión, por una mala lectura de juego, por infinidad de factores que son inherentes al juego, solo así evaluaremos en un futuro la mejor decision a tomar.

A mi me llaman para realizar distintas clínicas y me gusta compartir el conocimiento para que se pueda jugar con la metodología del error, aprendiendo a competir desde chiquitos. Para que el resultado se vea en la elite, donde no podes equivocarte.

Tuve chicos con la posibilidad de transmitirle mis conocimientos ( Lucas Simón, Matías Sarraute, Nicolás Miracco, Laureano Tello, Ignacio Camaaño, Breel Embolo, Neftalí Mamzambi, Raoul Petretta, Albian ajeti, Granit Shaka y tantos más, la lista sería inmensa); hoy están repartidos en argentina, Sudamerica y europa. 

Te cuento un detalle vital, ellos prácticamente no tuvieron títulos en inferiores. Los acompañamos en el trabajo y en el error para que después se potenciarán en la elite y hayan ganado títulos en primera división.

Si primero no aprendemos a perder, jamás vamos a tener el gusto de ganar. Hay que saber competir y dentro de esta competencia podes perder, ganar y empatar. Y hay que tener la misma hidalguía cuando sucede cualquiera de estos resultados. Esto es lo que logra que el jugador el día de mañana este sereno, aun perdiendo cuando se esta jugando una final.

Entonces si lo hablamos, todos en algún momento te dicen » a mi me gusta ganar» y si me preguntas a mi, a mi me gusta competir…es lo que me llevo a dar con mucha gente referente en el fútbol mundial. La competencia es la riqueza intelectual de compartir con la otra persona que tenes enfrente y que te va a nutrir para el fútbol importante, el de primera, en definitiva el valido.

De nada te sirve ganarlo todo obsesivamente en inferiores, queda mucho camino por recorrer, hay que disfrutar de los errores y aprender de ellos para poder potenciar al futbolista y no solo a ellos, sino también a los entrenadores, que tenemos más responsabilidad.

Jorge Valdano me dijo: «El formador como el futbolista, tiene que hacer muchas veces lo que realmente sabe hacer y pocas veces o casi nunca lo que prácticamente no sabe hacer».

Esto quiere decir, si el jugador sabe pasar la pelota muchas veces tiene que hacerlo muchas veces. Pero si este jugador no sabe gambeatear tiene que disimularlo haciendo la menor cantidad de veces la gambeta. Es decir potenciar lo que me sale bien y minimizar lo otro. Entonces acá entra el formador que sabe darse cuenta a la hora de formar un equipo quien está apto para realizar una tarea de la mejor forma y así se le va dando responsabilidades a cada jugador.

Jorge Valdano también dijo, una idea que Menoti también comparte :» Cuando tengan la pelota que todos la toquen y que nadie la tenga»

Entonces cuando todos la tocan y nadie la tiene se ve el fútbol de Holanda del 74, Argentina del 78 y 79 el del Barcelona, el Brasil del 82, del 86, el Milán…etc.

Esto significa un grado de conciencia desde la técnica para que la pelota fluya y el juego también.

El futbol es como la vida y como una orquesta, hay que ensayar mucho para que cuando te toque interpretar una pieza musical todo suene perfecto porque cada elemento es fundamental.

Esta responsabilidad es de los directores de orquestas, los formadores. Hay que ayudar a que cada uno ocupe su lugar. Si los Dirigentes se visten de técnicos no está bien y si los técnicos de dirigentes …vamos mal. Los roles invertidos no sirven. Esto es una forma de crecimiento.

Pep Guardiola

Aquí puedo expresar que la transformación de un ser excepcional, se debió en gran medida a sus tiempos naturales de crecimiento en las diferentes sociedades que frecuento.

Conociendo personas como Menotti, Bielsa, Valdano, Cruyff, Velasco, escritores, músicos y una variedad de géneros culturales por el cual está hoy en la élite.

Solo agradecer y seguir conociendo a estos inmensos formadores me consolidará en mi camino.

Admiro a Menotti, me cautiva Valdano, me enseña Bielsa, me entusiasma Amor, me fortalece Guardiola y del resto…solo palabras de elogio por cuidar el juego como arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *