Evalúan, durante una Jornada de Trabajo, temas vinculados a los residuos voluminosos de los comercios

Advierten que los costos, por el traslado de los contenedores para los residuos, son altísimos, sumando a los demás costos de tasas, servicios e impuestos, lo que hace imposible llevar adelante el negocio.

Se llevó a cabo una Jornada de Trabajo en el recinto de sesiones del Honorable Concejo Deliberante “a fin de debatir la necesidad de reducir los costos de implementación de la Ordenanza Nº 20.002, que regula los instrumentos básicos para la gestión adecuada de los residuos voluminosos generados por los comercios en General Pueyrredon”.
Fueron convocados a participar representantes del Departamento Ejecutivo, concejales, propietarios de comercios de diferentes rubros de la ciudad, integrantes de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), del Sindicato de Empleados de Comercio, de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG) y otras cámaras de empresarios.
Asistieron, entre otros, los concejales Mario Alejandro Rodríguez (UCR, autor de la iniciativa), Cristina Coria (UCR), Marcos Gutiérrez y Virginia Sívori (UC), y el defensor del Pueblo, Fernando Rizzi.

Argumentos de la convocatoria

Se contempla la difícil situación económica que padecen los comercios de diferentes rubros de la ciudad, por el incremento de las tarifas de los servicios públicos, impuestos y tasas municipales.
Más de cien comerciantes gastronómicos de Mar del Plata solicitaron recientemente que se declare la emergencia económica por la crisis que atraviesa el sector ante la caída en el consumo y aumento en el precio de los insumos y los servicios públicos.
En Mar del Plata, luego de Semana Santa, muchos comercios bajaron sus persianas de manera definitiva. En últimos tres años cerraron 150 locales de comida, expresando un dueño de una cafetería, Gastón González: “tenemos los problemas que atraviesa cualquier comerciante en Argentina: altos costos de los insumos, tarifas elevadas y baja del consumo. Con el agravante de que nuestro rubro no es de primera necesidad y estamos en una ciudad de mucha estacionalidad”.
En el último año se redujo un 20 por ciento la cantidad de cubiertos vendidos y aumentó un 25 por ciento los precios, aunque la inflación interanual fue un 55,8 por ciento en junio, con respecto al mismo mes de 2018.
Recientemente se reunieron alrededor de 120 comerciantes de importantes restaurantes, cervecerías, cafeterías y pizzerías, entre otros establecimientos. Decidieron juntarse por primera vez para exigir medidas en conjunto a la municipalidad, como la baja de algunos impuestos.
A todo debe sumarse lo manifestado por Leo Lucente, dueño de una parrilla y un café, quien comentó que tienen que pagar sólo por la recolección de residuos tres cargos distintos, tanto al gobierno municipal como a empresas privadas. Y agregó: “también nos cobran todo el año un impuesto por el uso del espacio público, cuando en Mar del Plata durante 7 meses nadie puede comer afuera por el frío”.
Han manifestado que los costos, por el traslado de los contenedores para los residuos, son altísimos, sumando a los demás costos de tasas, servicios e impuestos, lo que hace imposible llevar adelante el negocio. Eso hace que los restaurantes que abrían todos los días, ahora abren sólo los fines de semana. La situación es muy preocupante y agregó Daniel Suffredini, secretario de la AEHG, que: “cuando baja la actividad, cae la contratación de personal eventual, lo que perjudica sobre todo a jóvenes, estudiantes y mujeres”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *