«El Humanismo se convertirá en una verdadera opción»

Con la campaña electoral ya rumbo a las PASO, comienza a definirse el escenario en el cuarto oscuro respecto de las ofertas políticas de los diferentes espacios. Y entre lo “tradicional”, comienza a perfilarse “una construcción verdadera que surge desde la gente”, según Francisco “Paco” Senno.

Con la campaña electoral ya rumbo a las PASO, comienza a definirse el escenario en el cuarto oscuro respecto de las ofertas políticas de los diferentes espacios. Y entre lo “tradicional”, comienza a perfilarse “una construcción verdadera que surge desde la gente”, según Francisco “Paco” Senno.


“El Humanismo se está convirtiendo en una verdadera opción. Es algo que se dice en todas las campañas, pero en nuestro caso estamos hablando de una construcción con gente que verdaderamente sufre los problemas que más nos impactan. Y que tienen propuestas en base a la experiencia, no a una pantalla en su celular”

-Están conformes con la lista que presentaron? ¿Crees que es competitiva?

Sí, totalmente conformes y muy alegres porque es el resultado del dialogo y el intercambio. No es producto de la billetera de alguien. O de un sector monolítico, como vimos en las últimas elecciones.

Estas señalando el Frente de Todos…

Por supuesto, aunque sucede en otros espacios también. Pero acá el señalamiento es para quienes te hablan muy bonito y luego te cercenan posibilidades. Y no es de ahora. Pero ya hay muchos desencantados que pueden vernos como una opción verdadera, más allá de los resultados inmediatos.

¿Apuestan a recoger votos desde allí?


-No. Lo nuestro tiene que ver con un proyecto de ciudad, que necesita nuevas ideas y nuevos valores. Y un nuevo modo de representar al ciudadano. Pero es una realidad que hay personas que votaron por Raverta y se sienten defraudadas. O que votarán al FdT por no votar a Montenegro y eso es la muerte del espíritu. Es claudicar en tu esperanza de una ciudad para todos.

-¿Que implica votar al Humanismo?

Primero es salirse de la trampa de la grieta, ese artificio que les sirve a unos pocos, mientras la mayoría se pelea hasta con sus afectos más cercanos. Y en segundo lugar es creer que es posible vivir dignamente. No podemos acostumbrarnos al estado actual de las cosas. No nos lo merecemos. Es posible una sociedad que privilegie a los niños, a nuestros abuelos, con espacios verdes, con industria, una ciudad donde funcionen los servicios. Es muy loco que nos acostumbramos al actual funcionamiento del transporte, al estado de las calles, a la recolección de la basura, a la apropiación de nuestras costas, y que nadie “pague” por eso ni es castigado. También necesitamos esa cuota de sinceridad nuestra. De saber lo que hemos votado. Acá están las consecuencias.

¿Cómo te la imaginas a Verónica como concejala?

Va a ser un quilombo (risas)… te puedo asegurar que vamos a tener que atajarla. Seguramente va a trabajar con un gran equipo porque su banca estará en las calles, del lado de la gente, no del lado de los dueños de la ciudad. Allí donde exista una injusticia, donde algo no funcione, lo va a denunciar con nombre y apellido, no como estos que están con sus zapatitos buen limpitos y sentatidos en sus despachos


Para nosotros, un concejal Humanista es alguien que además de proponer soluciones, hace una tarea de control y de denuncia el entramado político empresarial que termina jodiéndonos a todos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *