El gobierno catalán ultima el inventario de bienes para negociar la independencia

gobierno catalán inventario bienes independencia

Noticias de Cataluña

La lista identifica activos y pasivos de Generalitat, Ayuntamientos y administración estatal

El Institut d’Estudis per l’Autogovern, el organismo del Govern de Carles Puigdemont que prepara toda la arquitectura para la desconexión, ultima un borrador con un inventario de activos y pasivos de la Generalitat, entidades locales y Administración General del Estado en Cataluña para afrontar una declaración de independencia ya sea pactada como unilateral.

La lista también contiene un estudio pormenorizado sobre los criterios aplicables para determinar activos y obligaciones que se deben transmitir en caso de independencia de Cataluña así como un cálculo aproximado de cuantificación y valoración del conjunto a repartir.

La referencia genérica es la Convención de Viena de 1983, que regula el reparto de bienes y deudas del Estado en caso de sucesión. Una norma que no ha entrado en vigor y que precisamente España se abstuvo en su votación para incorporarla al código internacional. De hecho, esta convención fue la guía para algunos procesos de estados surgidos de la Unión Soviética o de la división de Checoslovaquia.

La lista se realiza con los criterios aceptados por la comunidad internacional de “proporcionalidad”, “equidad”, “territorialidad” y “transparencia”. Cuatro principios jurídicos que sirven para determinar la deuda pública que por ejemplo asumiría una virtual Cataluña independiente.

Carles Puigdemont eleva la apuesta en un gesto de desconexión sin precedentes

El jefe del ejecutivo catalán no asistirá a la conferencia de presidentes autonómicos porque “no es posible vender como un pacto lo que es una obligación”

Carles Puigdemont vuelve a dar muestras de que él no es presidente de una Cataluña autonómica, sino de una ‘post-autonomía’ que camina hacia la ‘pre-independencia’, tal como él mismo dice. Tanto es así que prepara otro gesto de desconexión significativo: el jefe del ejecutivo catalán dejará plantado a Mariano Rajoy y a la convocatoria de una Conferencia de Presidentes de Comunidades Autónomas que anunció durante el debate de investidura. Se trata de una decisión inédita en un ‘Molt Honorable’, ya que ni Pasqual Maragall, ni José Montilla ni Artur Mas habían fallado.

Rajoy “raya el cinismo” con la cumbre autonómica, según la Generalitat

El presidente de la Generalitat rechazó la cita ya que Rajoy plantea como una manera de “hacer un diagnóstico compartido” con los presidentes autonómicos sobre la reforma del sistema de financiación. Se trata, según el flamante y repetido presidente español, de “poner al día” los principios de solidaridad y cooperación, y de crear una fórmula de reparto de fondos “estable y suficiente”. Con todo, la Generalitat lo tiene claro: “No tiene sentido asistir porque “raya el cinismo” que ahora Rajoy venda como un pacto lo que “es una obligación desde hace tres años”, según fuentes de Palacio recogidas por Europa Press y ACN. El nuevo sistema de financiación debería haber entrado en vigor el 1º de enero de 2014.

Rajoy, cinco años sin convocar a los presidentes autonómicos

La Conferencia de Presidentes (también conocida como cumbre autonómica), que cuenta con todos los jefes de ejecutivo autonómicos, es un órgano que creó Zapatero en 2004 y que, aparte de ese año, también convocó en 2005, 2007 y 2009. en ese año se publicó un reglamento donde se establecía que la Conferencia debía reunirse anualmente, pero ni Zapatero ni Rajoy lo cumplieron. El líder popular sólo lo reunió en 2012, y el segundo encuentro será, con toda seguridad, el próximo año, cinco años después de la primera.-

 

Barcelona. (INCAT-LaVanguardia -Directe.cat, por Guifré Jordan).-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *