“El 99% de los catalanes pagan más que la media del resto del Estado y ya es hora de rebajar la presión fiscal a las rentas más bajas”

presidente Puigdemont durante la conferencia en Sitges

Noticias de Cataluña

Lo aseguró el presidente Puigdemont en la conferencia inaugural de la XXXII Reunión del Círculo de Economía, en Sitges, y agregó que “la fuente del problema es el ahogo del Estado español”

 

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, denunció este jueves, durante la conferencia inaugural de la XXXII Reunión del Círculo de Economía, el “trato muy desfavorable que tienen las rentas de las familias en Cataluña ya que el 99% de los catalanes, no sólo paga más IRPF que la media sino que pagamos más que en cualquier Comunidad Autónoma del Estado”. El jefe del Gobierno agregó que esta diferencia es mayor para las rentas bajas y, por ello, anunció que “vamos a empezar a actuar por aquí, reduciremos este impuesto a las rentas más bajas, será nuestra prioridad”.

Explicó también que la situación económica de Cataluña no ha permitido reducir la tributación de las rentas del trabajo en ejercicios anteriores, pero ahora, “después de unos años de muchos esfuerzos colectivos, es el momento de aliviar la presión fiscal de los catalanes. Las familias lo notarán inmediatamente, mes a mes, con retenciones menores sobre sus ingresos “, aseguró.

Ante unos 200 empresarios que asistieron a la inauguración de este encuentro económico que se celebrará hasta el sábado en Sitges, el presidente de la Generalitat remarcó que esta reducción “no es una medida imprudente, ni pone en riesgo el presupuesto de la Generalitat, ya que éste no se verá afectado hasta dentro de tres años”, cuando, dijo, el impacto de esta modificación del IRPF llegará, porque es cuando se liquida el impuesto al Estado,” y esperamos que el año 2019 estemos en un paradigma diferente”.

Maltrato fiscal

En esta línea, Carles Puigdemont puso de relieve que “no hay ningún territorio en España que tenga una presión más elevada en el impuesto sobre el Patrimonio”. Por ello, se mostró contrario a “compensar la reducción de la tributación subiendo otros impuestos de los catalanes. Pensar en compensar entre diferentes catalanes las modificaciones tributarias es enfocar mal el problema: Cataluña sufre un maltrato fiscal, un ahogo de España, y ésta es la fuente del problema que se debe resolver para siempre”.

Perspectivas de futuro

En el transcurso de su intervención, el jefe del Gobierno hizo una descripción de la situación económica del país y el resto del mundo. Así, recordó que, a pesar de los obstáculos financieros explicados antes, la economía catalana creció en 2015 a su tasa más elevada desde el año 2007. “El dinamismo de nuestra economía sigue siendo superior al de la española y la europea, y en el último año hemos obtenido cifras récord de internacionalización, tanto en exportaciones en el exterior como en inversión extranjera directa recibida”, explicó el presidente.

Herramientas para mejorar las condiciones de los ciudadanos

En esta línea, el presidente de la Generalitat lamentó que estos buenos datos macroeconómicos aún no se trasladan completamente a los hogares. Por ello, el jefe del Ejecutivo dejó claro que hay “más y mejor trabajo” y reiteró el compromiso del Gobierno para “dar prioridad a la reactivación del mercado de trabajo y la recuperación de las clases medias”.

Para hacer posible estas mejoras de las condiciones de los ciudadanos, Puigdemont detalló los instrumentos de los que dispondrá el Ejecutivo, como –por ejemplo– crear condiciones territoriales adecuadas para “captar inversiones, dinamizar la economía y generar empleo, mediante diversos planes directores de sectores económicos estratégicos, como la industria, en localizaciones estratégicas; apostar por el turismo de valor añadido porque Cataluña es hoy una potencia turística en el sur de Europa”.

Salida política para Cataluña

En otro momento de su conferencia, Carles Puigdemont hizo un llamamiento a los empresarios para que se movilicen para consolidar la reactivación económica, la creación de trabajo y el bienestar de la sociedad. Así, el presidente puso de relieve que instituciones y empresarios han ido a menudo de la mano en la reivindicación de los intereses de Cataluña y recordó que “llevamos años” reclamando el Corredor del Mediterráneo y la adecuación de las inversiones estatales en Cataluña al peso de la economía catalana en el Estado. “Viejas demandas, reivindicaciones conjuntas, resultados pobres”, por eso avanzamos en la tarea de prepararnos para ser un Estado independiente sin limitaciones y con plena responsabilidad de nuestros actos, con nuestros aciertos y nuestros errores. No debemos pensar en política autonómica”, destacó.

Previamente a la intervención del presidente de la Generalitat, el presidente del Círculo de Economía, Anton Costas, hizo una breve introducción. A la conferencia, asistieron también el alcalde de Sitges, Miquel Forns, y los consejeros de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull; y de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, respectivamente.

La XXXII Reunión Círculo de Economía se celebró del 26 al 28 de mayo y participan destacados representantes del mundo económico y político de Cataluña y el resto del Estado. Entre otros temas, los asistentes debaten sobre la competitividad y la internacionalización de las empresas; las perspectivas financieras y económicas internacionales y los nuevos drivers de la empresa y los negocios.-

 

Sitges (INCAT).-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *