Edea detectó fraude eléctrico en diversos comercios de la zona sur

Las inspecciones realizadas permitieron detectar irregularidades en los suministros de dos fruterías y verdulerías, una panadería, una despensa y una cervecería artesanal, comercios que de distintas formas se alimentaban eléctricamente de manera fraudulenta.

Edea detectó fraude eléctrico en diversos comercios de la zona sur

EDEA continúa llevando a cabo una intensa actividad
para regularizar suministros que con distinta modalidad incurren en fraude eléctrico y que, en la mayoría de los casos, generan situaciones de peligro no solo para las personas que lo llevan a cabo sino también para ocasionales transeúntes.

Las acciones en las últimas jornadas estuvieron centradas en barrios de la zona sur de la ciudad, comprendiendo el área inspeccionada desde Fortunato de la Plaza hasta Mario Bravo y desde Jacinto Peralta Ramos hasta la costa.

Las inspecciones realizadas permitieron detectar irregularidades en los suministros de dos fruterías y
verdulerías, una panadería, una despensa y una cervecería artesanal, comercios que de distintas
formas se alimentaban eléctricamente de manera
fraudulenta.

En todos los casos se confeccionaron las actas de infracción, se retiraron las conexiones detectadas procediéndose a la normalización del servicio, previo pago de la energía consumida en forma irregular y la aplicación de los cargos y denuncias penalizaciones correspondientes.

Una de las frutería y verdulería infraccionada está ubicada en Jacinto Peralta Ramos entre Nápoles y Puán, allí se pudo comprobar que el comercio, que no
contaba con medidor, se proveía de energía a través de una conexión directa a la red.

El otro de los negocios de igual rubro, sito en Fortunato de la Plaza y Florencio Sánchez, presentaba un fraude de similares características, actuando de igual modo.

En el caso de la panadería, que funciona en Cerrito
esquina Lebensohn, personal de Normalización de Pérdidas de EDEA, empresa perteneciente al Grupo
DESA, llevó a cabo la desconexión de los cables que
de manera ilegal permitían que el comercio, cuyo medidor había sido retirado, tomara electricidad de la
red. La misma metodología era implementada por los
responsables de despensa sita en Cerrito entre Puán y
Lebensohn, donde también actuaron operarios de EDEA para normalizar la situación.

El último de los comercios detectados con fraude
eléctrico fue la fábrica de cerveza artesanal de Fortunato de la Plaza entre Juramento y Korn, que si
bien contaba con un equipo de medición, no registraba la totalidad de la energía consumida, merced a una conexión directa trifásica desde donde se proveía la mayor parte de la electricidad utilizada por el comercio.

Los responsables de la empresa de energía destacaron que las inspecciones continuarán de igual manera, previéndose actuaciones en otros sectores de la ciudad, tanto comerciales como residenciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *