Destacan el impacto de la AUH en la escolaridad y en la salud de niños

La Asignación Universal por Hijo para Protección Social (AUH), anunciada el 29 de octubre de 2009 por la Presidenta Cristina Fernández, se instituyó con el fin de proteger a los niños y adolescentes de familias de mayor vulnerabilidad social.

A 6 años de su implementación, luego de ser distinguida por diversos sectores de la sociedad, 2.038.809 familias la reciben, por lo que 3.648.390 niños están cubiertos por esta prestación.

Según informes presentados en el Seminario sobre Sistemas de Protección e Inclusión Social en América Latina a cargo del Dr. Bernardo Kliksberg, la AUH logró aumentar en un 7,2% la asistencia a la escuela y mejorar un 6,4% el rendimiento escolar en lengua y matemática de primaria y secundaria. Asimismo y como consecuencia, el trabajo infantil se redujo un 4,7% y, ligada a la calificación educativa, la maternidad adolescente disminuyó un 10%.

Del mismo Seminario surge que con respecto a las mejoras en salud, los controles de niños y adolescentes aumentaron un 7,1% y la nutrición, es decir, el consumo de alimentos básicos necesarios para una dieta saludable, mejoró en 8,4 porcentuales.

Como dato adicional, de los informes expuestos en dicho encuentro surgió que la AUH logró un significativo avance en cuando a la reducción de la desigualdad, ya que achicó en un 47.2% la brecha entre los niños, niñas y adolescentes de los hogares más ricos respectos de aquellos de hogares más pobres.

En promedio, el 51,5% de los grupos familiares cobraron la AUH por un solo hijo; 46,2% por 2 a 4 hijos, y solo el 2,3% por 5 hijos.

El monto promedio percibido por familia, que contempla la AUH y el 20% por haber acreditado los datos de salud y educación correspondientes, es de $1362,27, lo que representa un aumento del 30,12% respecto al monto promedio correspondiente a octubre de 2014.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *