“Decir que no hay legitimidad fuera de la Constitución española es una aberración monstruosa”

legitimidad-fuera-de-la-constitucion-espanola-consuelo-madrigal

Noticias de España y Cataluña

Sobre Consuelo Madrigal, el director de VilaWeb agregó que “sin embargo, que el Estado esté en manos de gente con tan poco bagaje intelectual es una buena noticia”

                      

La fiscal general del Estado español, que responde al nombre de Consuelo Madrigal, amenazó ayer al gobierno y al Parlamento de Cataluña, en presencia de un rey silencioso y hierático que cada día se entiende menos qué funciones cumple ya que no sirve ni para presionar a los políticos para que formen gobierno.

Hablando ante Felipe VI, la señora Madrigal dijo, entre otras frases de una sorprendente incultura política y jurídica, que “no hay legitimidad fuera de la que se fundamenta en la constitución (española)” o que “lo que libera a los ciudadanos no es la libertad, sino la ley”. Barbaridades enormes que le valdrían un suspenso fulminante en cualquier Facultad de Derecho que tuviera una mínima reputación global.

Para rebatirla hoy no hay ni siquiera que ser revolucionario. Porque la señora Madrigal, me imagino que como cualquier europeo mínimamente ilustrado, debe amar y apreciar el valor del pensamiento de John Locke, aquel notable señor muerto en 1704 que los liberales de todo el mundo consideran su padre político. Y estoy seguro de que lo ha leído. No puedo imaginarme que un fiscal general de un Estado de la Unión Europea no lo haya hecho. Y como lo habrá hecho supongo que le habrá llamado la atención aquella frase célebre que los políticos anglosajones recitan de memoria: “Un gobierno no es legítimo si no es conducido con el consentimiento de los gobernados”.

Podemos discutir si hay legalidad fuera de la Constitución, terreno en el que la señora Madrigal no querrá entrar de ninguna manera, pero decir que no hay legitimidad fuera de la Constitución es una aberración monstruosa que parece imposible que alguien pronuncie en una reunión de magistrados y todos juntos no se pongan a reír. Y hay tanta legitimidad fuera de su Constitución! Perdone usted, y la Constitución puede ser ilegítima también. O puede tener aspectos ilegítimos. Incluso los tenebrosos teóricos del fascismo sabían hacer una distinción tan básica como ésta.

La legitimidad de una propuesta política no depende nunca de la legalidad. De otro modo, cómo explicaría, por ejemplo, la señora Madrigal la evolución desde los Principios Fundamentales del Movimiento Franquista hacia la Constitución que dice defender tanto. Las ideas democráticas no cabían en las instituciones franquistas; y si lo que libera a los ciudadanos no es la libertad sino la ley, le pregunto, señora Madrigal, cómo hemos podido llegar donde estamos teniendo en cuenta que la ley decía que no era posible?

Sin embargo, que el Estado esté en manos de gente con tan poco bagaje intelectual tengo que reconocer que es una buena noticia, porque al fin y al cabo esto nos allanará mucho el camino. Y por esta razón la esperamos, señora. Pero no esperamos más amenazas: esperamos sus actos de inconsciencia y su represión. Aunque, si soy sincero, espero aún con más ganas ver qué cara pondrá usted, cuando la realidad y los hechos le demuestran que eso que dijo ayer simplemente no tenía ni pies ni cabeza.-

Barcelona (INCAT-VilaWeb, por Vicent Partal).-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *