Contundente rechazo a la creación de un Refugio Municipal de perros

La Comisión de Seguimiento por la Aplicación de la Ordenanza 22.031 sobre Tenencia Responsable de Mascotas, emitió un comunicado en virtud de los anuncios efectuados por el Intendente municipal en esta semana.

Contundente rechazo a la creación de un Refugio Municipal de perros

La Comisión de Seguimiento por la Aplicación de la Ordenanza 22.031 sobre Tenencia Responsable de Mascotas rechazó el reciente anuncio del Intendente Carlos Arroyo sobre la creación de un refugio para perros.

 

A través de un comunicado señalaron que «quedó expuesta la deficiencia en la aplicación de la Ordenanza 22.031 por parte de Zoonosis, a partir de los graves daños ocasionados por mordeduras a Guadalupe Ferrari, siendo la segunda víctima del tenedor irresponsable de perros que ya habían mordido a otra joven meses antes, y al no llevarse a cabo en el primer caso, los procedimientos establecidos en la mencionada norma».

 

Tras objetar la falta de control y aplicación adecuada por parte de su gestión sobre la Ordenanza 22031 que reglamenta la Tenencia Responsable de Mascotas, entre otras problemáticas, y que se encuentra sancionada desde el año 2015, desde la mencionada Comisión indicaron que «nos preocupa aún más, es que, dejando a la luz la incapacidad por lograr llevar adelante controles básicos que, desde hace cuatro años deberían poder efectuarse adecuadamente, se anuncie desde el Departamento Ejecutivo un proyecto nuevo y más ambicioso, como es el Refugio Municipal de perros, desconociendo por completo lo que ello implica».

 

En tal sentido, plantearon que la disposición de un predio en Laguna de los Padres a efectos de crear un refugio municipal para perros, «merece brindar algunas consideraciones, pues aquellos que celebran la idea, deberían recorrer los refugios ya existentes para comprender los motivos por los cuales no debería existir NINGUNO».

 

«Los refugios son la contracara de la libertad, la salud y el bienestar. Un hogar responsable y adecuado, brinda, cuidado sanitario, alimentación, cariño, compañía, el vínculo que se forma entre perro y humano, la responsabilidad que se genera en esa relación, entre tantas otras cosas. Los beneficios se manifiestan en ambas especies. Pues todas aquellas cosas, reflejan las carencias de los refugios. Los refugios son angustia, dolor, soledad, temor, desesperación, aislamiento en algunos casos, hacinamiento en otros, muerte de maneras muy lamentables y todo aquello que derive del espanto, se encuentra siempre presente en todo refugio. Y el refugio municipal no será la excepción», precisaron.

 

Por todo lo expuesto es que, esta Comisión de Seguimiento, compuesta por ONGs, instituciones, un concejal, animalistas independientes, y aquellos que se sumen a partír del eventual reconocimiento por parte del Honorable Concejo Deliberante, sostenemos que, crear un Refugio Municipal es reconocer el fracaso de las políticas de estado en la problemática animal e implica una invitación al abandono de animales por parte de los particulares, sin sentir culpa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *