Construyen casas de madera gratuitamente y las calefaccionarán inspirándose en una creación marplatense

Inspirados en los modelos realizados por grupo de alumnos y docentes del Instituto Industrial Pablo Tavelli de Mar del Plata, esperan llevar adelante estufas solidarias para aquellos hogares que no poseen forma de calefaccionarse

Construyen casas de madera gratuitamente y las calefaccionarán inspirándose en una creación marplatense

“Con un poco de ayuda de cada uno le estamos cambiando la realidad a muchos”. Vecinos y empresarios de un municipio de la provincia de Buenos Aires están cambiando a fuerza de solidaridad, la realidad de muchos otros habitantes de su distrito con serios problemas habitacionales.

En Malvinas Argentinas, la diaria de muchas familias en situación de alta vulnerabilidad está cambiando: “Un grupo de personas, algunos empresarios, otros carpinteros, otros trabajadores de la construcción y muchos con la voluntad de colaborar, empezamos a juntar madera, chapas, materiales y fuimos fabricando unas casitas de 6×4 con un baño anexo, como solución temporal para palear el invierno, porque realmente tenemos gente en situaciones muy difíciles, muy dolorosas”, cuenta Andrés Melis, abogado penalista y empresario de la localidad que, con vocación de servicio desde hace tiempo, contagió su espíritu y ya logró con un grupo numeroso realizar un gran número de viviendas, al cual esperan sumar dos más en esta semana. 

“Hay gente que por diversas razones está viviendo en la precariedad absoluta, en casillas sin piso, o familias hacinadas por ser numerosas y con niños muy pequeños. Ayudamos con el primer paso para vivir un poco mejor. Inclusive muchos vecinos se dieron maña con la albañilería y las refuerzan cuando pueden”, relata el letrado, al tiempo que remarcó que “se intentan abordar las situaciones más extremas que nos llegan. De hecho como publicamos en redes sociales lo que hacemos, para que todos lo puedan ver y sea público y claro, en 48 horas me ingresaron más de 100 pedidos de casitas más”.

“Hacemos el contra piso a aquellos que no tienen, plantamos la casa y se hace una guarda de ladrillos para el aislamiento. Es una actividad que involucra a muchos ciudadanos y los vecinos se ponen contentos porque conocen la situación de la gente de sus barrios y hay situaciones que duelen mucho. Malvinas Argentinas es un distrito donde te encontrás con un country de lujo y a 20 cuadras la pobreza más extrema”, cuenta y aclara: “No somos gobierno, somos gente del sector privado y ciudadanos de a pie que lo hacen de buena voluntad, que aportan lo que tienen y pueden. Llevamos visitados más de 100 casos y las situaciones más movilizantes y dificultosas son las que abordamos”.

¿Dónde se ubican las casas? “En terrenos propios o de familiares de las personas que les ceden una porción de tierra. Soy abogado penalista y es donde pongo el ojo, para que no haya situaciones dudosas o de toma. Nunca un terreno deshabitado ni sin papeles”.

Gracias al boca en boca y a las publicaciones en redes muchos se acercan a realizar donaciones de insumos: “No manejamos dinero. Todo lo que recibimos son elementos, materiales que nos ayuden a la construcción y abaratar costos. Y la mano de obra la ponen carpinteros que agregan horas a su trabajo diario y vecinos que se suman cuando se instalan, o la vecina que se acerca con una plantita para embellecer el lugar, u otros que limpian los terrenos”.

Si bien la pandemia no les permite agolpar más vecinos para ayudar y también complejiza la velocidad de las acciones, no ha sido suficiente para parar el motor de la solidaridad. Es más: a estas casas se suma la asistencia constante a diferentes comedores de la localidad y pronto, inspirados en los modelos realizados por grupo de alumnos y docentes del Instituto Industrial Pablo Tavelli de Mar del Plata, esperan llevar adelante estufas solidarias para aquellos hogares que no poseen forma de calefaccionarse: “Vimos por redes sociales el proyecto y los planos y realmente nos inspiraron a enfocarnos en que sea el próximo paso. Seguramente nos pongamos en contacto para contarles y agradecerles por su creación”

“Todo lo que hacemos lo publicamos. Solo recibimos insumos para poder brindar alimentos a los comedores o armar las casas, porque queremos que sea transparente y vean que llega a la gente que tiene que llegar”, afirma Andrés al tiempo que informa que a través de su instagram @andres_melis se pueden poner en contacto todos los que quieran ayudar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *