Ante la falta de respuesta de Salud por las vacunas se analiza parar la flota pesquera

El Secretario General de la Asociación de Capitanes de Pesca Jorge Frías expuso la riesgosa situación a la que se exponen los trabajadores de la flota marítima pesquera de pabellón argentino ante los contagios de Covid-19, y el reclamo efectuado al Ministerio de Salud de la Nación por el pedido de vacunas realizado por este sindicato, aún no respondido.

En el marco de un encuentro del Frente Sindical que lidera Pablo Moyano, los representantes de gremios del transporte plantearon las dificultades que enfrenta cada actividad derivadas de la pandemia y el pedido por vacunas para el sector.

El Secretario General de la Asociación de Capitanes de Pesca Jorge Frías expuso la riesgosa situación a la que se exponen los trabajadores de la flota marítima pesquera de pabellón argentino ante los contagios de Covid-19, y el reclamo efectuado al Ministerio de Salud de la Nación por el pedido de vacunas realizado por este sindicato, aún no respondido.

Frías manifestó su coincidencia con la metodología implementada por el Gobierno Nacional para la vacunación de la población, comenzando por el personal de salud y entre los habitantes a partir de los de mayor edad. Asimismo recordó que el año pasado, el sector de atención a la salud y de otras actividades, entre ellas la industria pesquera, fueron declaradas actividades esenciales mediante el DNU 297/20.

Por entonces, en conversación con el subsecretario de Pesca de la Nación, Carlos Liberman, el Secretario General de la AACPyPP lo instó a que adelantara un pedido de vacunas al hoy ex ministro González García, desde donde no recibió la respuesta esperada.

“Ya con la existencia de vacunas y siendo ésta una actividad esencial, el sector ha sido dejado afuera de la distribución, y desde este gremio se solicitó y más tarde reiteró el reclamo a la propia Ministra Carla Vizzotti para que los pescadores puedan ser inoculados en lo inmediato contra el Covid; vacunas que debieran ser aplicadas también siguiendo un orden por franjas etarias, de mayor a menor edad, considerando que los trabajadores de a bordo tienen entre 17 y 68 años. Sobre esto último, debería ser también revisada la necesidad de compañeros mayores de 60 años que continúan en la actividad, donde la edad de retiro ronda los 55 años”, señaló.

Frias agregó que “mientras los trabajadores comienzan a enfrentarse por la presencia de casos a bordo, y desde los gremios alzamos voces en reclamo por la inmunidad contra el virus SARS-Cov-2 para preservar la continuidad de la actividad, los empresarios miran de costado y se vacunan en Miami, y algunos menores de 50 años reciben su vacuna con fundamentos banales, desde la cartera nacional de Salud se continúa desoyendo nuestro pedido”.

Por lo expuesto, Frías adelantó que “analizamos proponer la medida de fuerza paralizando todos los buques pesqueros, atento a que la actividad nunca dejó de producir por su esencialidad y este silencio a nuestro reclamo, que es un reclamo para la totalidad de los trabajadores de la pesca argentina, generará situaciones indeseadas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *