Andrés Calamaro se suma a la Cantada de Habaneras de Calella de Palafrugell

Cantada Habaneras

 

Noticias de Cataluña

 

El músico argentino será una de las grandes atracciones en la edición número 50 del afamado festival que se realiza en este hermoso poblado de la Costa Brava catalana

Calella de Palafrugell (INCAT).- A partir del primer sábado de julio de cada año, esta pequeña ciudad turística de la Costa Brava se llena a rebosar para el encuentro conocido como “Cantada de Habaneras”, y la cala del Port Bo –donde se instala el escenario– se convierte en una platea improvisada de embarcaciones donde no cabe ni una aguja. Cuando llega el verano, el Mediterráneo se mece aquí al ritmo de las habaneras ya que en muchos pueblos se pueden disfrutar conciertos al aire libre, con diferentes grupos que traen las canciones de ultramar procedentes del Caribe en el siglo XIX, tan arraigadas en la cultura popular catalana.

Pero la actuación más esperada es, sin duda, la Cantada de Habaneras de Calella de Palafrugell, uno de los eventos turísticos imprescindibles de la Costa Brava, que se celebra el primer sábado de julio desde el año 1966. Es decir que este año se cumplen 50 ediciones ininterrumpidas. El marco de este espectáculo no puede ser más adecuado. Calella es un pequeño núcleo de casas blancas junto al mar que conserva todo el encanto de los antiguos pueblos de pescadores.

En esta ocasión, el domingo 3 de julio, los organizadores han incorporado la presentación del argentino Andrés Calamaro, quien llega este verano a la Platja de Port Bo para presentar canciones de su nuevo disco, Romaphonic Sessions, que contiene temas propios y clásicos de Gardel y Lepera, Piazzolla y Litto Nebbia, grabado junto al pianista Germán Wiedemer.

Los organizadores aconsejan llegar a Calella de Palafrugell con antelación para evitar problemas de aparcamiento y para encontrar un buen lugar para el concierto, además de tomarse tiempo, también, para descubrir la población y visitar el Mercado de la Habanera, en la plaza de l’Església. Finalmente, sugieren no olvidar de probar el cremat, la bebida ideal para acompañar habaneras tan populares como La bella Lola o El meu avi, dos clásicos que consiguen hermanar a todos los espectadores de la cantada.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *