A través de una empresa marplatense, Argentina volvió a exportar langostinos a Brasil

La apertura es fruto del trabajo coordinado con el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento del país vecino, cuyo mercado para esta producción marina se encontraba cerrado desde el 2013. Buena Proa de Mar del Plata fue la empresa local que certificó el primer embarque.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) confirmaron hoy que se certificó la primera exportación de langostinos desde Mar del Plata a Brasil, después de 8 años de negociaciones y de un trabajo coordinado realizado por los gobiernos de ambos países.

El ministro Luis Basterra, acompañado por el secretario de Agricultura, Jorge Solmi, la jefa de Gabinete, Diana Guillen, y el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Carlos Liberman, recibieron en la sede de la cartera agropecuaria nacional a Mariano Retrivi y Julieta Martinez, directores de la empresa Buena Proa, que fue la firma que realizó el primer embarque con destino a Brasil desde la localidad bonaerense de Mar del Plata.

La apertura había sido formalizada el mes pasado en la ciudad de Brasilia, donde el ministro Basterra su par brasileña, Tereza Cristina Corrêa da Costa Dias, y con el embajador Daniel Scioli, con el objetivo de reforzar los vínculos de amistad, comercio, cooperación y coordinación bilateral.

En esa reunión, de la que también participaron la presidenta del INTA, Susana Mirassou, y el vicepresidente del Senasa, Carlos Milicevic, se lograron compatibilizar intereses y resolver 49 de los 54 temas identificados a comienzos de 2020, entre ellos, puntos históricos, como el relacionado con el mercado de langostinos.

El primer cargamento está compuesto por 1.231 cajas de cola de langostino congelado, 14 cajas de langostino entero congelado iqf y 84 cajas de langostino pelado desvenado, por un peso neto total de 23.306 kilogramos. Su certificación se realizó el pasado 16 de abril en Vepez, estación 419 en Mar Del Plata, provincia de Buenos Aires, y los barcos proveedores fueron “Ángel Apóstol” y “Don Santiago”. En tanto que la Aduana de salida y entrada fue Paso de Los Libres – Corrientes/Uruguayana – Brasil.

“El mercado de Brasil para los productos derivados del langostino es muy importante, donde tienen una cultura de grandísimo consumo de pescado. Apenas nos enteramos de las gestiones que estaba haciendo el Ministerio y la Embajada, que veníamos siguiendo muy de cerca, y desde el momento en que se anunció de la reapertura, contactamos a los clientes, trabajamos rápidamente y pudimos certificar nuestro primer embarque”, señaló Retrivi tras el encuentro con las autoridades nacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *