“En Mar del Plata los barcos superan los 45 años y se pone en riesgo a los marineros” expresaron a través de un comunicado de prensa desde el Partido de los Trabajadores y el Pueblo –PTP- sobre la tragedia del buque “Repunte”. Además, explicaron que, “alrededor de 720 marineros arriesgan sus vidas trabajando en buques que superan los años lógicos de navegación”.

En este sentido, desde PTP  manifestaron que hay “91 embarcaciones que superan los 45 años de antigüedad” y manifestaron que, en consecuencia, “los marineros salen al mar sabiendo que arriesgan sus vidas”.

“La antigüedad promedio de las embarcaciones que pescan en el Mar Argentino, supera, ampliamente, la de la mayoría de los países de la región”, agregaron además a través del comunicado, en el que también expresaron el acompañamiento a familiares, compañeros y amigos de los marineros del buque hundido.

Por otra parte, desde el PTP instaron a la empresa Ostramar. S.A. de la familia Caputo a  “hacerse cargo”, de que esa “chatarra que flotaba haya salido en esas condiciones”. Además, expresaron que “también deben hacerlo aquellos que hicieron la vista gorda sobre los controles”.

“Llamamos todos los sectores sindicales, políticos y sociales a unir fuerzas para que haya justicia y se ponga punto final a esta situación. Es imposible renovar la flota pesquera sin un Estado que impulse regulaciones y destine los fondos necesarios”, expresaron además.

En esta línea, desde el PTP analizaron la importación de barcos usados en el país y explicaron: “Argentina es uno de los pocos países en el mundo que teniendo industria naval permite la importación de barcos usados. Según un informe elaborado por Tecnopesca, de los 485 barcos pesqueros ingresados a la matrícula, el 51,55 por ciento fue adquirido en el extranjero. Si se calcula la capacidad de bodega, ese porcentaje se eleva al 85,46 por ciento. Es que la industria nacional se debió limitar a la construcción de barcos con una capacidad de bodega menor a 300 toneladas”.

“Las necesidades económicas de los trabajadores, hacen que acepten trabajar en cualquier condición. Pero el Estado que debe regular esto. La empresa tuvo años parado este barco, como tantos otros. Dejando familias sin trabajo, sin que nadie les diga nada. Hoy la empresa pelea por no perder las licencias de pesca. La terrible gestión de Tomás Gerpe, como Subsecretario de Pesca de la Nación, debe asumir la responsabilidad ante esta tragedia”, sentenciaron por último desde el documento que lleva la firma del referente del -PTP-, Matías Maciel.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: