En la era digital, las compras compulsivas se volvieron más comunes.

De hecho esto se debe a que podés comprar a toda hora sin necesidad de sacarte el pijama, ni peinarte. También se debe a la cantidad de bombardeos que recibimos día a día desde las redes sociales de parte de famosos, bloggers e influencers que intentan convencerte de lo mucho que necesitas esa cartera con forma de hamburguesa.
Los motivos de la adicción a comprar todo lo que uno ve pueden provenir de problemas de ansiedad, tristeza, enojo, soledad, falta de atención o incomprensión, incluso de la niñez, si los padres dan regalos en lugar de tiempo y afecto a medida que el niño crece necesita más bienes materiales.
Comprar ropa, cosméticos, etc puede sentirse como una vía de escape a muchos problemas.

adiccion-compras

De todas maneras si bien es algo que suele pasar durante todo el año, en épocas de fiestas se intensifica. Cuando llegan estas fechas los descuentos crecen, las publicidades aumentan, las empresas lanzan productos nuevos, los hipermercados se llenan de mercancía de todo tipo y las tiendas permanecen abiertas por más tiempo y de esta forma es más fácil caer en la “trampa” y gastar más que de costumbre. Solo para que tengan una idea, en Estados Unidos al rededor del 6% de las mujeres y el 5,5% de los hombres son compradores compulsivos.

compras compulsivas

Y acá surge una gran pregunta ¿Cómo nos damos cuenta si somos compradores compulsivos? Comprás cosas innecesarias y ni siquiera recordás tener, cada vez que te sentís mal animicamente salís a comprar para sentirte mejor, cuando mirás a tu alrededor te das cuenta que no usas y ni siquiera sabés que se te cruzó por la cabeza cuando compraste algo que no era siquiera de tu estilo y te arrepentís porque dejó de parecerte lindo, comprás algo bonito con ansiedad por miedo a que se termine y no puedas adquirirlo en el futuro, cuando te das cuenta de lo que gastaste te sentís culpable e insatisfecho, hacés grandes gastos al mes y te la pasas pensando que vas a comprar el próximo mes.

Compradores compulsivos

¡Cómo acabar con las compras compulsivas?
Para evitar seguir pasando la tarjeta hasta derretirla , de ocupar tu armario con cosas que asumis que no vas a usar y gastarte el dinero que podés aprovechar para ahorrar para un viajecito, vamos a compartir unos consejos para detener esta locura.

  • Modificá tus conductas e intentá disminuir tus problemas de ansiedad
  • Buscá terapia, incluso puede ser grupal
  • Si sos de hacer compras online bloquea las páginas a las que soles entrar
  • Cuando te sientas mal de ánimos o tengas ansiedad evitá salir a zonas comerciales, por el contrario focalizá tus energías en actividades como meditación, yoga, ejercicio, manualidades, cocina, etc
  • Si sentís ganas de salir a comprar llamá a tus amigos para que te visiten y distraigas tus pensamientos
  • Congelá tu tarjeta de crédito, LITERALMENTE, metela en una bolsa hermética, sácale el aire y métela en un tapper o bowl con agua y al freezer
  • Meté en una alcancía de esas que no se pueden abrir el dinero que generalmente usas para tus compras innecesarias y ponete una meta (algún viaje, electrodomésticos, un recital, etc) y ahorrá.

Compras compulsivas

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: