En caso de prosperar una iniciativa del concejal Mario Lucchesi.

El concejal Mario Lucchesi impulsa un proyecto de ordenanza para que en todo General Pueyrredón se establezca que “todos los establecimientos que funcionen como peluquerías y salones de belleza deberán exhibir en lugar visible de las instalaciones habilitadas un cartel que ponga en conocimiento a sus clientes sobre los riesgos para la salud en caso de utilizar productos que contengan formaldehído (formol), para el alisado del cabello o esmaltado de uñas”.

El proyecto se funda en investigaciones científicas de la Dirección Federal de Salud de los Estados Unidos que informan sobre la peligrosidad “del formaldehído, un material que es cancerígeno que es muy utilizado en las peluquerías, a pesar de ser un producto no autorizado, y altamente nocivo para la salud”.

Es sabido de la expansión y crecimiento de esta rama de la belleza y es en consecuencia que desde el Concejo Deliberante se intenta informar a los vecinos sobre las consecuencias del uso de estos productos, tanto para el prestador del servicio como para el usuario.

En declaraciones Lucchesi argumenta que “es necesario informar a los vecinos sobre estos temas que afectan la salud de todos, Mar Del Plata se ha convertido en una ciudad vanguardista en lo que respecta al cuidado de la salud pública con por ejemplo la sanción de la ordenanza anti tabaco o ahora intentando modigerar los efectos adversos del alcohol en nuestra juventud, es por eso que nos pareció importante comunicarle a los vecinos que estos productos son dañinos para la salubridad”.

“Por eso, proponemos que las peluquerías exhiban carteles que informen sobre estos peligros, y que a la hora de aplicar tratamientos de alisado de cabello, tanto el usuario como el prestador estén provistos de barbijos que impidan la inhalación de estos productos, ya que puede traer graves consecuencias al sistema respiratorio y al organismo en general”, agregó.