Medianoche en París Movie5Estrellas

El último film de Woody Allen es una comedia romántica que transcurre en Paris y habla de una familia que viaja a la capital francesa por trabajo y de una pareja joven que al comenzar la película está comprometida para casarse. En la ciudad más romántica del mundo, todos vivirán experiencias que les cambiarán la vida. Medianoche en París también gira en torno al gran amor de un hombre por la ciudad, y alrededor de la ilusión –compartida por muchos- que las vidas de los otros son mejores que las propias.

Al comienzo de la historia, Gil, un guionista, (Owen Wilson) e Inez, su novia (Rachel McAdams) llegan a Paris aprovechando un viaje de negocios del padre de ella. El suegro de Gil, lo menosprecia y de algún modo no considera que esté a la altura de su hija. El estar en Paris, le hace recordar a Gil –quien vivió un tiempo allí cuando tenía 20 años- sus antiguas ambiciones literarias. Inez parece una persona muy segura de lo que quiere. Está enamorada de su novio, y no se cuestiona demasiado su relación. Lo considera un buen hombre y se ve junto a él, viviendo una vida cómoda en Estados Unidos. Al mismo tiempo se muestra condescendiente con su sueño de escribir una novela, pero no lo considera nada serio.

En Paris, Gil conoce a Adriana (Marion Cotillard), una hermosa aspirante a diseñadora de modas que ha sido amante y musa de varios artistas famosos. Cuando Adriana lee las primeras líneas del proyecto de novela de Gil, inmediatamente se siente atraída por él. A su vez, a pesar de estar a punto de casarse, Gil se considera afortunado de haber atraído la atención de una mujer tan bella. A su vez, Inez comienza a pasar tiempo en Paris con Paul (Michael Sheen), un intelectual muy buen mozo que visita la ciudad con su esposa, mientras esta da conferencias en la Sorbona. Nada volverá a ser como era.

Aun para quienes nunca la hayan visitado, el sólo nombre de París se constituye en sinónimo de magia; por lo tanto, ¿qué mejor escenario podría haber elegido Woody Allen para ambientar una comedia romántica? Única por su historia y su leyenda, Paris es mundialmente reconocida, tanto por la extraordinaria belleza de su calles, de sus boulevards y jardines, como por el esplendor de sus museos que se cuentan entre los más importantes del mundo. Los hechos políticos y culturales sucedidos en Paris, tanto como, en otro orden de cosas, sus legendarios restaurantes y cafés, son conocidos en todo el mundo. Y Medianoche en París es una carta de amor de Woody Allen a la Ciudad Luz, a la cual él equipara a Nueva York.


Medianoche en París 5666f 8

Es la segunda vez que Allen filma en Paris, en la que localizó apenas algunas escenas de “Todos dicen te quiero”. Para él, “pasa lo mismo que con Nueva York, a la que yo suelo presentar de una manera y otros directores de otra: lo mismo ocurre con Paris. Cualquier otro puede registrarla de manera totalmente diferente. Yo quise presentarla a mi manera, proyectando mis sentimientos acerca de ella”. El amor de Woody Allen por Paris comenzó durante el rodaje de “Qué hay de nuevo Pussycat?” (1965), su debut cinematográfico como actor y guionista. Pero en aquel momento, Allen, quien se lamenta retrospectivamente, no se animó a permanecer más tiempo en Paris al finalizar aquel rodaje.



Dentro del consagrado elenco de este nuevo film coral de Allen, sobresale el nombre de Carla Bruni, la actual primera dama de Francia. El director la eligió para el papel de una guía del Museo Rodin, y se lo ofreció casi en broma durante un desayuno con el Presidente Nicolás Sarkozy, al que asistió con su esposa y su hermana. Charlando con ella, Allen encontró a Bruni tan encantadora y hermosa, que le ofreció participar en el film, y ella aceptó gustosamente. Cómo es habitual en la filmografía de Woody Allen, entre el reparto figuran talentosos intérpretes como Adrien Brody y Kathy Bates, junto a otros menos conocidos pero igualmente capaces.


Medianoche en París 4748a 3

Las locaciones de Medianoche en Paris incluyen algunos de los lugares más conocidos y apreciados de Paris, como la librería Shakespeare & Co, el Salón de los Espejos de Versalles, los jardines de Monet en Giverny, el Museo de L’Orangerie, el Museo Rodin, el Mercado de Pulgas Paul Bert, la Rue Montagne, Notre Dame, la Plaza Dauphin, Maxim’s, el Puente Alejandro III y los restaurantes Le Grand Véfour, Les Lyonnais y Lapérouse, entre otras.

A diferencia de otras comedias de Allen en las que subyace un subtexto algo oscuro por momentos, el tono de Medianoche en Paris es más optimista. “El énfasis de Medianoche en París está puesto en algo más romántico y liviano”, señaló el director. “Pienso que no podría ser más esperanzado, por el sinfín de posibilidades que existen en un lugar como París, y la película quiso ser una celebración de ese hecho.”.

Medianoche en París 4748a 2015262300789884067 1969609673144180297?l=movie5estrellas.blogspot