El Centro INTI-Mar del Plata capacitó a empleados municipales como formadores en “Manipulación Higiénica de Alimentos”. La iniciativa llevada a cabo por el Instituto los habilita a dictar el curso en sus propios municipios con el fin de transferir esos conocimientos a los productores locales.

 

La capacitación de formadores se desarrolló en el marco del proyecto de Pequeñas Unidades Productoras de Alimentos (PUPA), en el que el INTI trabaja con los municipios de Bahía Blanca, Balcarce, Benito Juárez, General Alvarado, General Madariaga, Gonzáles Chaves, Lobería, Necochea, Olavarría, San Cayetano y Tres Arroyos.

 

En el proyecto la iniciativa también participaron el INTA, la Secretaria de Agricultura Familiar y contó además con el apoyo del Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires.

 

El proyecto PUPA tiene como objetivo generar herramientas para habilitar pequeñas unidades productoras de elaboración de alimentos y facilitar la comercialización de sus productos en ferias municipales.

 

En la actualidad, como los emprendedores conocen las limitación existentes para habilitar sus propios espacios de elaboración, por lo general no trabajan en espacios abiertos al público, sin recibir los controles bromatológicos correspondientes.

 

En esas condiciones son habituales los problemas en lo que hace a la inocuidad alimentaria, originando los que se conoce como Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETA).

 

Además, se enfrentan a la imposibilidad de comercializar sus productos en el ámbito formal debido a que no disponen de la habilitación del lugar de elaboración. Si bien algunos municipios poseen ferias donde pueden comercializar sus productos, este mercado tiende a agotarse con mucha facilidad.

 

A partir de la capacitación llevada adelante por INTI-Mar del Plata, los trabajadores municipales formados en “Manipulación Higiénica de Alimentos” podrán dictar el curso en sus municipios –previa inscripción en el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires– y entregar el certificado y el carnet de Manipulador de Alimentos, que exige el capítulo II del Código Alimentario Argentino.

Dejanos un comentario:

Comentarios