El Concejo Deliberante aprobó una ordenanza que dispone que todas las estaciones de servicio que provean de gas natural comprimido (GNC) del Partido de General Pueyrredon, deberán disponer de al menos una silla de ruedas para uso de las personas con movilidad reducida que deban descender de sus vehículos, tal como lo disponen las normas de seguridad.

 

“El Municipio, de esta manera, continúa dando solución a sus demandas. Es importante contemplar, que en las estaciones de servicio en las que hay que descender de los vehículos para poder cargar gas, exista a disposición de los consumidores con problemas de movilidad una silla de ruedas, para que puedan esperar a ser atendidos fuera del auto”, explicó el presidente del bloque concejales de Acción Marplatense Diego Monti, autor del proyecto de ordenanza.

 

“Aunque en forma sutil, el no prever este servicio en la estaciones de GNC, implica una situación discriminatoria y de desventaja de algunos consumidores respecto de otros. Esta gestión lleva adelante líneas de acción que se replican en la promoción de la accesibilidad a los espacios y a los productos pero también a los servicios”, explicó el jefe del bloque oficialista.

 

El proyecto avanza, además, sobre la obligación de dar a conocer que la estación de servicio cuenta con la silla de ruedas a disposición de quienes la requieran, a través de un cartel que así lo informe.

 

De esta manera, se pretende cubrir el vacío legal existente, ya que por normas de seguridad del Enargas (Ente Nacional Regulador de Gas) el Decreto Nacional 2407/83, obliga a los usuarios a descender de sus vehículos para la respectiva carga de gas.

 

Cabe destacar que, a partir de la disposición del Enargas, Nº 46/2007, obligando a las estaciones de servicio a poner a disposición de los usuarios una silla de ruedas, la medida se lleva a cabo en distintos puntos del país.