A la edad de 92 años dejó de existir en las últimas horas el ex intendente Jorge Raúl Lombardo. Desde distintos sectores del socialismo y hasta el propio intendente Gustavo Pulti recordaron la figura de este hombre de Mar del Plata que dejó una huella inigualable en la vida política y social de la ciudad.

 

“Hombre austero y honrado, con ideas progresistas e innovadoras, Lombardo se ganó a pulso su lugar en la historia de los mejores políticos que ha tenido el municipio, que en sólo tres años de gestión, porque sería derrocado por el golpe de estado de Onganía, generó cambios fundamentales y profundos, haciendo de la educación municipal, la salud y la obra pública, algunos de sus bastiones más trascendentales”, afirmó Andrés Cordeu, Presidente del Socialismo Marplatense.

 

“Destacado vecino Marplatense, Lombardo siempre apuntó a la construcción de un socialismo local fuerte y soberano que pusiera como prioridad los intereses de los ciudadanos locales”, continuó recordándolo el dirigente. “Junto a muchos compañeros y compañeras hemos tomado ese proyecto, hemos hecho carne aquella idea que promovió durante décadas. Hoy, quienes militamos en esta fuerza, despedimos con tristeza a un hombre simple y trabajador, que pensó la ciudad a futuro como pocos, y siempre obró en consecuencia a esas ideas”, manifestó Cordeu.

 

Por su parte, Alberto Fallacara, Secretario General del Partido Socialista de General Pueyrredon, expresó: “Dueño de una vida tan intensa como longeva, tenía 92 años y estaba hecho de una madera que hoy es muy difícil de encontrar. Fue, sin lugar a dudas, un pilar insoslayable en la edificación de nuestra comunidad local”.

 

“Jorge Lombardo dejó su huella indeleble en su gestión pública al frente del municipio. La ordenanza 2000 instauró el régimen de concursos para el ingreso de los agentes municipales. La instrumentación del presupuesto por programas aportó transparencia a las finanzas públicas. La creación de las escuelas municipales jalonó un compromiso sin medias tintas de la administración local con la educación. La lucha por la autonomía municipal y la jurisdicción sobre las playas y riberas, marcó no sólo un estilo sino una conducta moral ante los poderes centrales”, reseñó.

 

El Intendente Municipal Gustavo Pulti también recordó a Lombardo: “Ha sido una persona decente, que ha trabajado mucho a lo largo de toda su vida en una militancia que respetamos. No hemos pertenecido al mismo partido ni hemos estado juntos en esa militancia, pero sí desde generaciones posteriores hemos recibido la impronta de una persona que tuvo ideas para Mar del Plata”, señaló.

 

“En su momento tuvo criterios avanzados. Y gobernó decentemente, desde ahí lo recordamos. Tengo, además, el secreto orgullo de haber podido compartir desde distintas bancadas algunos momentos en el Concejo Deliberante. Fue concejal después de haber sido intendente y coincidió con la primera vez en que fui electo. En esa época él tendría 70 años y yo 25. Tengo un buen recuerdo de esos momentos, de su palabra seria y responsable.”

 

Pulti siguió resaltando la influencia de Lombardo. “Es un hombre que valoramos mucho los marplatenses. Ojalá él haya sentido que era comprendido, porque eso también forma parte de lo que uno desea que se lleven las buenas personas cuando se van. La verdad es que de Lombardo siento una influencia en muchos sentidos. La valoración de la inteligencia aplicada a la política es importante. La evaluación de principios relacionados con la solidaridad, con el compromiso con la equidad y el sentido de una identidad local, pero con valores, con ideología, no con un empirismo pragmático sin valores”, aseguró.