Con la celebración de una santa misa de Acción de Gracias en el Oratorio de la Inmaculada Concepción, se conmemoró este viernes el 98º aniversario de la fundación del Instituto Saturnino Unzué de Mar del Plata.


El acto religioso se produjo en un momento de dicha para la Cooperadora de este emblemático lugar ubicado en el acceso norte de la ciudad, ya que se apresta a ingresar en la segunda etapa de una millonaria obra de puesta en valor de la estructura edilicia del Unzué.


Durante el verano y en particular con el desarrollo de la Feria navideña se pudo contemplar las remodeladas instalaciones del Instituto en el salón Angel de la Guarda y el ingreso de la calle Río Negro y la costa.


Elida de Turno, presidente de la Cooperadora, reflejó su emoción por el presente que vive el lugar y confirmó que está previsto que en los próximos días se ponga en marcha la segunda etapa de las obras, en este caso el sector norte del predio, así como otras obras menores. Cabe señalar que el monto de inversión asciende a 12 millones de pesos


En el tradicional edificio que funcionó como asilo de ancianos y que, a partir de esta remodelación, recibirá a niños, niñas y adultos mayores que realicen viajes turísticos a la ciudad de Mar del Plata.


En total son cuatro las etapas de obra y que en la primera parte contempló la restauración de 1.800 m² de superficie edificada del sector de la calle Río Negro.


En un trabajo mancomunado entre Ministerio de Desarrollo Social de la Nación a través de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF), el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, el Municipio de General Pueyrredón, la Asociación Cooperadora del Instituto Saturnino Unzué la Universidad Nacional de Mar del Plata y la Cámara Argentina de la Construcción, se llevó adelante la construcción de 3 salas de convenciones y un teatro destinadas a la realización de actividades culturales y educativas.


A partir de la inauguración oficial se pone en marcha la segunda etapa prevista que contempla la recuperación del edificio que corresponde al sector de la calle Jujuy.


Mediante la intervención del Estado nacional, el Instituto Unzué se convirtió en un espacio de participación e integración que favorece la generación de nuevas oportunidades para los menores, adultos mayores y las familias, preservando parte del patrimonio de los argentinos y protegiendo el testimonio cultural de nuestro pueblo, dejando atrás cien años de Patronato.

Asimismo, el Instituto inaugurado el 5 marzo de 1912 y abandonado durante décadas, contará con un gran playón deportivo, una biblioteca, un museo, comedor, dormitorios y un parque. Esta iniciativa permite garantizar y promover los derechos, en el marco de la Ley Nacional Nº 26.061 de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.