La operación a la que fue sometida la presidenta Cristina Fernández “ha sido satisfactoria”.

 

Así lo informó el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro en la puerta de la Fundación Favaloro.

 

Dijo que Cristina está en una sala común “de buen ánimo”. El parte médico indica que la operación “no tuvo complicaciones”.

 

La presidenta fue intervenida quirúrgicamente esta mañana en la Fundación Favaloro, en el barrio porteño de Monserrat, donde se le practicó un drenaje en la cabeza a causa de un hematoma subdural crónico que sufrió tras una caída en la residencia de Olivos.

 

“Terminó la operación”, manifestó a la prensa el exboxeador santacruceño Jorge “Locomotora” Castro tras salir de la clínica.

 

Por su parte, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, le deseó una “pronta recuperación” a mandataria, de quien destacó su “tenacidad y esfuerzo”, tras señalar que se estaba saliendo de la anestesia tras la operación. Lo mismo hizo el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota.

 

Cristina delegó el mando en el vicepresidente Amado Boudou, en un clima de expectativa, no sólo por la salud de la mandataria, sino por el reordenamiento en el esquema de poder concentrado en torno de su figura en el Ejecutivo nacional.

 

En un breve comunicado, pasadas las 9, el Gobierno informó sobre la intervención quirúrgica.

 

La jefa del Estado volvió al quirófano, esta vez en la Fundación Favaloro, de Buenos Aires, para operarse de un hematoma alojado en la cabeza producto de un traumatismo que sufrió el mes de agosto pasado, según informaron fuentes oficiales.

 

Antes, se había sometido en enero de 2012 a una operación en el Hospital Austral, de la ciudad bonaerense de Pilar, luego de que se le diagnosticara un carcinoma papilar.

 



Siguiente Noticia Más de mil residentes tienen su “constancia” para acceder a beneficios en teatros

Noticia Anterior Mar del Plata quiere la Copa Davis

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario