Con el control de los peritos de parte y los profesionales de la empresa marpltense GIE, designados oficialmente por el juez de Instrucción Nº 9, Javier Beltramone, continúan las medidas periciales tendientes a establecer las causas del siniestro ocurrido el pasado 6 de agoto en un edificio en el que murieron 21 personas.

 

La primera parte de la pericias realizadas en Rosario sobre los elementos secuestrados en el edificio estableció que la válvula de gas estaba abierta y funcionaba bien.

 

Luego de esos trabajos, la pericia se trasladó a Mar del Plata, donde GIE tiene previsto realizar (a lo largo de un mes) lo que se denomina prueba de funcionamiento y estanqueidad, descripción y apertura de válvulas y comparación con un sistema similar, entre otras exhaustivas pruebas y análisis.

 

Tras mantener reuniones con autoridades de la Cámara Penal y de la Corte Suprema de Justicia provincial, el magistrado dispuso que los cuatro peritos de GIE comiencen a trabajar sobre la cañería, la válvula y el regulador de la instalación de gas secuestrados de la primera torre del edificio siniestrado, poco después de la finalización del operativo de rescate.

 

Durante esta semana, junto a los peritos de la empresa GIE analizarán, entre otras medidas, la resistencia y la antigüedad de los caños.

 

La pericia técnica pretende determinar las causas que derivaron en la explosión que terminó con la vida de 21 personas, provocó decenas de heridos y causó numerosos daños materiales.



Siguiente Noticia Más de cincuenta mil multas labradas en lo que va del año

Noticia Anterior Greenpeace denuncia condiciones inhumanas de detención

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario