Momentos de miedo y preocupación atraviesan productores ruralistas de Mar Chiquita a raíz de violentos asaltos registrados en ese partido y que en los últimos días afectaron a tres tradicionales estancias.

 

Los hechos delictivos movilizaron a dirigentes de la Sociedad Rural , quienes le reclamaron al Intendente Jorge Paredi la urgente toma de medidas ante la ola delictiva, no descartando la instalación de cámaras de seguridad en lugares estratégicos.

 

En uno de los hechos sucedidos en el establecimiento “Don Alejandro”, el propietario del mismo, Alejandro Ravena fue salvajemente golpeado por tres individuos, a la vez que maniataron a su padre de 85 años y a su esposa, no sin antes alzarse con una suma de dinero no precisada, y otros elementos de valor, computadoras, teléfonos celulares, una pistola semiautomática, un pistolón, y diversas municiones.

 

Otro caso sucedió en la estancia “San Leoncia” , ubicada en el límite con General Madariaga, donde un grupo comando compuesto entre seis y ocho personas, luego de reducir a los encargados del lugar y empleados a punta de pistola , se llevaron dinero en efectivos ( no se dieron detalles de la cantidad), armas que generalmente la gente de campo usa para la caza, elementos de valor y dos vehículos, uno de los cuales fue abandonado en la ciudad de Mar del Plata.

 

También el campo de “La Micaela” situado entre Vidal y Vivoratá fue objeto de un asalto, también en horas de la noche, aunque no se brindaron detalles de lo que se llevaron los delincuentes.

 

Cabe señalar que en esa zona, cuatreros volvieron a cortar el alambrado que da sobre la Autovia 2 para carnear tres terneros y una vaca, con el consiguiente peligro que el resto de los animales podrían haberse escapado hacia la cinta asfaltica, con imprevisibles consecuencias.

 

Si bien desde la policía se mantuvo silencio ante estos hechos, se pudo saber que con la intervención del fiscal Rodolfo Moure se realizaron diversos allanamientos en General Pirán , pero habrìa arrojado resultado negativos.

 

Pedido al Intendente Jorge Paredi

 

Luego de los violentos ataques a personas que habitan en la zona agroganadera, dirigentes de la Sociedad Rural de Mar Chiquita con la firma de su presidente Alejandro Freije, le pidieron a Paredi se recurra “a tecnologías nuevas con el fin de brindar a la población rural mayor seguridad”, entendiendo que “ las cámaras de seguridad, monitoreadas en los lugares en los que haya posibilidades, en los accesos a pueblos o rutas, lugares estratégicos, aportarían un control y prevención e incluso un seguimiento si se cometiera un ilícito” en los “cruces y accesos claves a las rutas 2, 11 y 55”.

 

Por último enfatizan que “la incorporación de tecnología de ultima generación por cara que parezca, vale menos que cualquier vida humana”.

 



Siguiente Noticia Zerillo asumió la Dirección de Derechos Humanos

Noticia Anterior TRImarchiDG tuvo su jornada abierta para los vecinos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario