Se trata de Hernán Pérez Orsi, quien fue imputado por participar en la protesta realizada por Greenpeace contra una plataforma petrolera en el Artico, junto con los restantes 29 integrantes de la tripulación del buque “Artic Sunrise” perteneciente a la organización medio ambiental.

 

Pérez Orsi, especializado en marina mercante, fue detenido junto a Camila Speziale, de 21 años, la otra argentina acusada por “piratería”, al igual que los otros ambientalistas de Greenpeace.

 

En tanto, desde la Embajada argentina realizan gestiones ante el tribunal ruso para que “ambos puedan comunicarse telefónicamente con sus familiares“, ya que se encuentran incomunicados desde el momento de su detención.

 

Orsi y Speziale, quien había sido acusada ayer por la Justicia de Rusia, fueron detenidos el 19 de septiembre por fuerzas de seguridad de ese país europeo y luego acusados de piratería, delito que en la nación rusa está penado con 10 a 15 años de prisión.

 

Los episodios con los ambientalistas sucedieron cuando un comando de los guardacostas rusos abordó al barco de Greenpeace, el “Arctic Sunrise”, encerró a la tripulación y remolcó la embarcación hacia la ciudad de Murmansk.

 

Las acusaciones de piratería son absurdas y no tienen ningún sustento según las legalidad rusa e internacional“, asegura Greenpeace, que considera que “la única intención” que persigue la aplicación de estos cargos es “intimidar” y “coartar cualquier intento de protesta pacífica contra las petroleras” por parte de la ONG.

 

Mientras tanto, el consejero Rafael Patrick Gnani fue enviado por el embajador Juan Carlos Kreckler desde Moscú a Murmansk para que se ocupe de los casos de Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi, y realiza gestiones ante el tribunal para que “ambos puedan comunicarse telefónicamente con sus familiares“.

 

Cabe recordar que, Margarita Malig, esposa del activista marplatense de Greenpeace detenido en Rusia, Hernán Pérez Orsi, anticipó que está realizando los trámites necesarios para viajar a ese país y acompañar a su marido “durante los meses que permanezca detenido“.

 

“Estoy haciendo los trámites pertinentes para poder viajar junto a mi hija Julia de un año y acompañar a mi esposo durante los meses en que permanecerá detenido en ese país“, dijo Margarita, quien es estudiante de psicología y profesora de pilates.



Siguiente Noticia "La saturación policial no resuelve el problema de inseguridad"

Noticia Anterior Curuchet y Daniel Rodríguez recorrieron las obras del CEF

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario