Tres semanas después de la denuncia de un grupo de padres contra una maestra de música por presunto abuso sexual cometido contra alumnos de 3 a 5 años, se reanudaron las clases en el Nivel Inicial del Instituto San Antonio Gianelli.

 

Las autoridades del colegio implementaron una serie de medidas de seguridad y los padres solamente pueden llegar hasta la puerta de la escuela y retirar a sus hijos de acuerdo a un cronograma de horarios.

 

En tanto, existe malestar entre los padres porque entienden que a las autoridades de la institución “les preocupa más los vidrios rotos que la salud de los chicos“.

 

Mientras tanto, la investigación sigue en poder del fiscal Fernando Castro, a raíz que la Cámara de Apelaciones rechazó su pedido de excusación por diferencias con el abogado Cesar Sivo, patrocinante legal de algunos de los padres denunciantes.

 

De acuerdo a lo señalado por el abogado Cristian Pradas, que representa a otro grupo de padres, las entrevistas previas a la cámara gesell se están desarrollando y se pidieron los informes psicológicos terminados para evaluar las medidas a seguir o fijar fechas para la cámara Gesell.

 

El letrado reconoció que el proceso se prolonga debido a que son muchas denuncias que ya alcanzan las 53.

 

No obstante, señaló que los padres se muestran molestos porque desde el colegio “están más preocupados por la rotura de los vidrios y no por la salud de los chicos y la reunión que se realizó fue a los fines de informar la reanudación de clases y nada referente al hecho“.



Siguiente Noticia "No vamos a ceder ante tanta violencia"

Noticia Anterior Camila y Hernán se encuentran "en buenas condiciones anímicas y de salud"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario