El gobierno nacional solicitó formalmente a los Estados Unidos que incorpore la causa AMIA “como una cuestión relevante” a la agenda de diálogo con Irán, en tanto Israel puso un manto de sospecha sobre el actual mandatario iraní al recordar que era representante de ese país ante el Consejo de Seguridad de la ONU cuando ocurrió el atentado contra la mutual judía.

 

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner adelantó esa decisión a través de la red social Twitter, aunque había agregado en la solicitud a “las grandes potencias” y había manifestado la esperanza del Ejecutivo de “ser escuchados”.

 

En un comunicado, el Palacio San Martín indicó que el jueves 26 de setiembre pasado la jefa del Estado “instruyó” a la embajadora argentina en Washington, Cecilia Nahón, para “que enviara oficialmente a la Casa Blanca y al Departamento de Estado la solicitud del gobierno argentino de que la Causa AMIA sea incorporada en la agenda de diálogo iniciado entre los Estados Unidos de América y la República Islámica de Irán”.

 

En tanto el primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, mencionó a Irán como culpable del atentado a la AMIA y vinculó al actual presidente iraní, Hassan Rouhani, al señalar que “estuvo a cargo del Consejo de Seguridad Nacional de Irán en los años en los que llevaron a cabo el atentado en Buenos Aires en la AMIA, y el ataque contra los soldados norteamericanos en Arabia Saudita”.

 

Al pronunciar su discurso en la Asamblea General de la ONU, Netanyahu se preguntó: “¿Debemos creer que él no tiene conocimiento de estos ataques?”, en relación con Rouhani, según destacó la Agencia Judía de Noticias (AJN).

 

El Palacio San Martín recordó que “la instrucción se inscribe en lo expresado por la Presidenta en el discurso que pronunció ante la Asamblea General de la ONU el pasado martes 24 de septiembre”, al tiempo que destacó que la Argentina “celebra y apoya el inicio del diálogo entre EEUU e Irán como el único camino para la resolución pacífica de los conflictos”.

 

En base a estas instrucciones, la embajadora Nahón envió sendas cartas a William Burns, secretario de Estado Adjunto del Departamento de Estado, y a Ricardo Zuñiga, director principal para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

 

En ambas sostuvo que la “República Argentina solicita al gobierno de los Estados unidos de América que incluya el ataque terrorista contra la AMIA como una cuestión relevante en el renovado proceso de diálogo con al República Islámica de Irán”.

 

Agregó que la Argentina y los Estados Unidos “han cooperado permanentemente en la búsqueda de la verdad y en la necesidad de llevar a la justicia a los responsables materiales e intelectuales del atentado terrorista a la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994”.



Siguiente Noticia Nueva caída de las escrituras locales de compraventa

Noticia Anterior Piden infomes sobre el botón antipánico

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario