Se abre una nueva etapa para la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon. La reforma de la ordenanza por parte del oficialismo marcará que a partir de ahora los tres defensores del pueblo conformen un órgano colegiado y ya no se determinará un titular y dos adjuntos.

 

La Defensoría pasará a tener una plena autonomía funcional y política sin recibir instrucciones de ninguna autoridad.

 

Considera que con estas nuevas reglas de juego Fernando Rizzi, Fernando Cuesta y Walter Rodríguez podrán cumplir con una gestión más cercana al vecino y cumplir con el rol que le corresponde a una institución de control republicano.



Siguiente Noticia La libertad de activistas argentinos depende de la presión internacional

Noticia Anterior Baragiola se reunió con vecinos de Villa Primera

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario